miércoles, 30 de abril de 2008

DULCE MARÍA LOYNAZ



La poeta cubana Dulce María Loynaz (1903-1997), es una de mis poetas favoritas. Aunque haya sido una de las voces de la generación delos años 20 del pasado siglo, y se le haya clasificado dentro del intimismo postmodernista cubano, es un caso aislado, su sensibilidad la diferencia del conjunto de poetas que comenzaron su andadura por aquellas fechas. Su voz es única, no se parece a nadie, no se dejó llevar por ninguna moda ni corriente. Ella misma nos explicó lo que entendía por poesía:
"La poesía es tránsito. No es por sí misma un fin o una meta, sino sólo el tránsito a la verdadera meta desconocida. Por la poesía damos el salto de la realidad visible a la invisible, el viaje alado y breve, capaz de salvar en su misma brevedad la distancia existente entre el mundo que nos rodea y el mundo que está más allá de nuestros cinco sentidos..."


EN MI VERSO SOY LIBRE

En mi verso soy libre: él es mi mar.
Mi mar ancho y desnudo de horizontes...
En mi verso yo ando sobre el mar,
camino sobre olas desdobladas
de otras olas y de otras olas...Ando
en mi verso; respiro, vivo, crezco
en mi verso, y en él tienen mis pies
camino y mi camino rumbo y mis
manos qué sujetar y mi esperanza
qué esperar y mi vida su sentido.
Yo soy libre en mi verso y él es libre
como yo. Nos amamos. Nos tenemos.
Fuera de él soy pequeña y me arrodillo
ante la obra de mis manos, la
tierna arcilla amasada entre mis dedos...
Dentro de él, me levanto y soy yo misma.

martes, 22 de abril de 2008

TRES ROSAS AMARILLAS


Mañana miércoles se celebra el Día del Libro, os recomiendo una visita a la recién estrenada librería: Tres Rosas Amarillas. Se encuentra en la calle San Vicente Ferrer nº 34. De Madrid.
La dirigen Antonio Albors y Jose Luis Pereira, es un bonito espacio especializado en narración corta y cuentos, aunque también tiene una interesante sección de poesía.
Mañana van a celebrar La Noche del Libro, sus puertas estarán abiertas hasta medianoche, allí podréis ver a Eloy Tizón, Nacho Ferrando e Isabel Cañelles.
De verdad que merece la pena que compartáis con todos ellos unas horas literarias y que conozcáis el lugar, en la zona de Tribunal. Seguro que volveréis muchas más veces, por la calidad de su fondo y por la simpatía y eficacia con que os van a tratar.
¡Feliz Día del Libro!

lunes, 21 de abril de 2008

EL COLLAR DE LA PALOMA IV, IBN HAZEM

SOBRE QUIEN, HABIENDO AMADO UNA CUALIDAD DETERMINADA, NO PUEDE AMAR YA LUEGO NINGUNA OTRA CONTRARIA:

Me la afean porque tiene rubio el cabello,
y yo les digo:"Ésa es su belleza, a mi juicio.
Yerran quienes vituperan el color de la luz y del oro,
por una necia opinión del todo falsa.
¿Censurará alguien el color del narciso fragante,
o el color de las estrellas que brillan a lo lejos?

SOBRE LAS ALUSIONES VERBALES:

Reproches y quejas por injusticias
vinieron de quien era a la vez ofensor, juez y litigante.
Se quejaba de lo que sentía, sin que nadie,
mas que aquel de quien se quejaba, supiera lo que quería decir.

SOBRE LAS SEÑAS HECHAS CON LOS OJOS:

"Precisamente, el mérito de la vista consiste en que su esencia es la más alta de todas y la de más subida condición, por cuanto forma parte de la esfera de la luz. Los colores no se perciben sino por ella. Además, nada hay que llegue más lejos ni tenga más remoto alcance, puesto que por ella se perciben los cuerpos de las estrellas, que están en las lejanas esferas del firmamento, y por ella ves los cielos, a pesar de su inmensa alteza y distancia; todo lo cual no obedece sino a su afinidad con ese celeste espejo en cuanto a sus características congénitas."

SOBRE LA CORRESPONDENCIA:

Duro es hoy para mí romper tu carta.
Pero, en cambio, el amor no hay quien lo rompa,
y mejor es que dure el amor y que se borre la tinta,
pues lo accesorio debe sacrificarse a lo principal.
¡En cuantas cartas está la muerte de quien las escribe,
sin que éste lo supiera cuando las trazaban sus dedos!

SOBRE EL MENSAJERO:

Tu mensajero es como una espada que tienes en la diestra:
mira bien su filo y no hieras con ella antes de aguzarlo.
Pues el mal que produce una espada mohosa
se vuelve contra el que, sin saberlo, la blande.

SOBRE LA GUARDA DEL SECRETO:

Tengo para el secreto un lugar tan recóndito, que, si entra en él vivo,
no puede caberle ninguna duda sobre su muerte.
Lo mato allí; pero esa muerte es la vida del secreto,
lo mismo que la tristeza es la alegría del enamorado.

SOBRE LA DIVULGACIÓN DEL SECRETO:

Los asuntos graves no los trates en chanza;
pero, si quieres algo fácil, no malgastes energías.
Cuando te asalten vicisitudes del Destino
_ y las acometidas de la fortuna son frecuentes_
opón con prudencia el esfuerzo adecuado:
poco te bastará frente a poco; mucho frente a mucho:
¿No ves la candela? Recién encendida,
cuando empieza a lucir, la apaga un soplo.
Pero, cuando prenden en ella llama y fuego,
tu mismo soplo la aviva y la propaga.

SOBRE LA SUMISIÓN:

¿Volverán para nosotros los tiempos de la unión?
¿Tendrán un límite las vueltas de esta suerte?
La espada se ha hecho sierva del palo.
La cautiva gacela se ha tornado león.

SOBRE LA CONTRADICCIÓN:

Cuando logre que mi alma alcance sus deseos
de esa gacela que no cesa de atormentarme,
tanto me dará su aversión como su sumisión,
e igual será para mí su cólera que su contento.
Cuando encuentro agua, he de apagar con ella
el ardor de la brasa de tamarindo.

DOLORES DE OTOÑO






























Este poema lo he escrito recientemente, viajando del mar al interior de la meseta, a Madrid.



Dolores derramados en otoño
como abiertas granadas agrietadas,
ebrios griales de duro y dulce zumo,
gotas de savia y sangre desgranadas.

Crucifixión de culpas no buscadas
en labios de un amor no desvelado.
Flagelado destino el de mi vida,
siempre a medio hacer, siempre caminando.

He de escapar de esa estrella que me guía,
luz helada en soledad y quebranto,
entre erráticas sendas de abandono.

He de rehacerme sola y enfierada
con el coraje de mi sangre de hembra,
siempre en la lucha y para siempre andando.

sábado, 12 de abril de 2008

Ibn Hazm de Córdoba.


Desde Argentina, Nicolás Garat, me ha enviado este hermoso poema de Ibn Hazm. A través de estos versos descubrió a nuestro poeta cordobés y me anima a continuar con los textos de El collar de la paloma. Así lo haré a mi regreso. Ahora voy a estar ausente una semana, por motivos de salud. Pero en cuanto vuelva continuaré con estas páginas digitales, gracias a todos por seguirme. Espero que, tras mi breve ausencia, lo sigáis haciendo.

Te consagro un amor puro y sin mácula.
En mis entrañas está visiblemente grabado y escrito tu cariño.
Si en mi espíritu hubiera otra cosa que tú,
la arrancaría y desgarraría con mis propias manos.
No quiero de ti otra cosa que amor:
Fuera de él no pido nada.
Si lo consigo, la Tierra entera y la Humanidad
serán para mí como motas de polvo y los
habitantes del país, insectos. Ibn Hazem

miércoles, 9 de abril de 2008

EL SUEÑO DE LA NADA, Chema Barredo

Mi amigo y compañero de fatigas literarias, Chema Barredo, acaba de publicar una selección de hermosos poemas en la prestigiosa revista literaria wwwelfantasmadelaglorieta.com. Me han parecido muy buenos y, entre todos, he elegido éste para que lo podáis leer en mi blog, quizás su elección se deba al momento que yo estoy viviendo, pero os recomiendo la lectura de todo el conjunto de poemas, son de una gran calidad.
En estas direcciones podéis encontrar más obras de Chema:
www.margencero.com (mar de poesias)

El sueño de la nada

Del sueño de la nada dibujamos

el hilo de otra vida,

un lápiz de pálidos colores,

la nada en otro sueño sin destino,

bocado de tierra, hojas muertas.

La corteza reseca, un esqueleto,

a la que el sol acobarda, porfiamos

en mostrar el brote verde,

entre marrones, inocencia fugaz

de ingenuos que prestan los oídos

a mil voces sin hallar nunca la nuestra,

suspensos del sueño de la nada,

figurantes en un acto de la farsa

que otros ejecutan cada día.

La tarde de ese otoño que dura

un suspiro es nuestra tarde,

la lluvia seca es nuestra lluvia,

la luz que se deshace entre las nubes

es la que bendecimos.

Las sombras que mendigan su hueco

entre las sombras, antes de que anochezca

son nuestras sombras.

Esclavos del sueño de la nada.

CRUELDAD

Hoy llueve en Madrid, y mi alma se derrama en lágrimas. No puedo comprender la crueldad que anda suelta por las calles y te salta encima cuando más indefensa te encuentras. Y no puedo aceptar esa crueldad que te rompe el corazón y las entrañas, esa crueldad que parte de quien un día amaste y hoy te daña por su puro egoísmo, por su cortedad de miras, por sus inconstancia en los sentimientos, por desvirtuar el amor poniéndole su nombre a los caprichos, efímeras ilusiones abocadas al fracaso. El dolor nos construye por dentro, nos forja un alma, y la crueldad de otros nos hace fuertes, bravos, profundos. Nos prepara para saber que somos capaces de amar, de amar intensamente y, cuando llegue el momento, de permanecer en el amor quizás ya para siempre. Este poema lo escribí en momentos de dolor, aún permanezco en él, pero mi voluntad es salir de todo esto.

CRUELDAD

Planea la crueldad, vuelo acerado,
desconcierto helado, alas de sombra,
el daño alcanza en dardos de palabra.


Directo llega, exacto se despliega
cercenando los sueños. Los deseos
cristales rotos son de un negro espejo.


Un bosque de preguntas se derrama
en torrentes de dolor y muertas hojas.
No hay respuesta posible en el silencio.


Puntos de interrogantes caen del cielo,
lacerante granizo de abandono,
sin razón, ni sentido, desplomado.


Se desviste el amor, puras mentiras
brotan de un tiempo ya agostado.
Y, de los dos, uno tan sólo es llanto.

lunes, 7 de abril de 2008

RELATOS PARA DESPUÉS DE LA SIESTA, Ángel Luis Romo


De la página web www.iwith.org, puedes decargarte el libro “Relatos para después de la siesta”, que mi amigo Ángel Luis Romo ha decidido dar a conocer gratuitamente como reedición del original, a través de la ONG titular de la página, y para todo el mundo de habla hispana. Los 22 libros seleccionados se ofrecen al lector coincidiendo con festividad del Día del libro.

La fotografía que lo anuncia es distinta de la portada: Palacio de Cristal, del Retiro madrileño.


viernes, 4 de abril de 2008

EL COLLAR DE LA PALOMA III


En esta tercera parte del somero estudio que aquí voy reflejando sobre esta obra de Ibn Hazm, me voy a limitar a transcribir algunos fragmentos de sus poemas, los que más ilustrativos me han parecido a cerca del tema que va desgranando en los siguientes capítulos:

SOBRE QUIEN SE ENAMORA EN SUEÑOS:

Querría saber quién era y cómo vino de noche.
¿Era la faz del Sol o era la Luna?
¿Era una idea que la razón alumbró en sus reflexiones?
¿Era una imagen espiritual que hizo surgir ante mí el pensamiento?
¿Era un espectro forjado con las esperanzas del alma
y que la vista tuvo la ilusión de alcanzar?
Tal vez no era nada de eso, sino una desgracia
que el destino me trajo como causa de mi muerte.

SOBRE QUIEN SE ENAMORA POR OÍR HABLAR DEL SER AMADO:

Las tropas del amor han acampado en mis oídos,
como lo muestran las lágrimas de mis ojos.

SOBRE QUIEN SE ENAMORA POR UNA SOLA MIRADA:

Pecaron mis ojos moviendo esta angustia de amor en mi corazón,
y mi corazón envió las lágrimas para vengarse de los ojos.
¿Cómo encontrar justas estas represalias del llanto,
cuando anegan las pupilas con sus fluidos torrentes?
Antes que la viese nunca la encontré para conocerla,
y el momento que la vi fue nuestro último encuentro.

SOBRE QUIEN NO SE ENAMORA SINO CON EL LARGO TRATO:

El verdadero amor no nace en una hora,
ni da fuego su pedernal siempre que quieres,
sino que nace y se propaga despacio,
tras larga compenetración, que lo afianza;
entonces no pueden acercarse a él abandonos ni menguas,
ni pueden alejarse de él firmezas y aumentos.
Confirma esto el que vemos que todo
lo que se forma presto también perece en breve.
Yo soy una tierra dura y pedregosa,
reacia e insumisa a toda vegetación;
pero si algunas plantas afincan sus raíces,
no han de cuidarse de que abunden las lluvias de primavera.

Y con estos versos acabo esta tercera parte. Tras su lectura, me han venido a la memoria, de manera inevitable, quienes se dedican a ir saltando de círculo en círculo de fuego, aquellos que van creando sucesivos anillos de fatuas ilusiones. Falsos ritos que prenden, arden, se consumen y se convierten en un puñado de cenizas, meros fuegos de artificio que duran lo que dura la fiesta. Y que el viento arrastra, sin más dirección que la de su propio capricho.
"Yo soy una tierra dura y pedregosa..."
Me gusta, me identifico, y me quedaré pensando, pensando...