lunes, 24 de agosto de 2009

PACO CÉSPEDES: OLVIDARTE



Para seguir adelante con este viaje de alto riesgo que es la vida, hay que concederle una parte al olvido... No sabría decir en qué proporción, puesto que depende de lo que se tenga que olvidar, o a quién tengamos que decirle adiós. Nunca sabemos cuando hay que despedirse, pero en este camino siempre hay que decir adiós en algún momento. A veces, es la muerte quien se encarga de separarte de alguien; pero otras ocasiones se dan cuando sabes que una situación es nociva para tu salud psicológica y moral, o cuando sabes que ha llegado el momento de desvincularse de alguien que ha aparecido en tu vida y, por voluntad propia o ajena, no es bueno seguir compartiendo momentos que no conducen a lugar alguno que sea deseable para ambas partes o para una de ellas. Hace años escuché esta canción de Paco Céspedes, que acababa de publicar su disco, Esta Vida Loca, y, con su voz y esta letra, explicó como nadie lo difícil que es, algunas veces, tener que olvidar a alguien. Y saber que no hay otra alternativa que hacerlo así o verte metido en una historia que te va a sacudir emocionalmente de manera indeseable. En fin: Olvidarte será fácil...

Olvidarte será fácil ya lo sé
tengo apenas que dejar de ver el mar
y cegarme ante la luz de las estrellas,
no ver llegar la luna detrás de un cristal

Olvidarte será fácil ya lo sé
tengo apenas que arrancarte de mi piel
y cerrar al tiempo puertas y ventanas,
no ver llegar la noche ni el amanecer

Olvidarte será fácil
tengo apenas que taparme los oídos
a los cantos de las aves
y al murmullo penetrante de los ríos.
olvidarte será fácil te lo digo,
es cuestión de no escuchar a mis latidos.

Olvidarte será fácil ya lo sé
tengo apenas que matar un sentimiento
y tapar al sol entero con un dedo,
cambiar mi corazón por uno de papel.

Olvidarte será fácil
tengo apenas que taparme los oídos
a los cantos de las aves
y al murmullo penetrante de los ríos.
Olvidarte será fácil te lo digo
es cuestión de olvidar que he nacido...

10 comentarios:

Jose Zúñiga dijo...

Bravo ése compás rítmico.

Amando Carabias María dijo...

Tienes toda la razón, olvidar es bien sencillo, sólo es necesario dejar de vivir, aunque se respire.

Pepe Gonce dijo...

El olvido viene acompañado del tiempo, y solo hay que esperarlo para curar el corazón.

Un abrazo.

RAFAEL LIZARAZO dijo...

Hola, María:

¿Olvidar es fácil?...

Claro, sólo basta con poner en práctica la letra de Paco Céspedes en tan bonita canción.

No existe el olvido, nos queda la ausencia.

Abrazos.

masteatro dijo...

La canción la compuso Denisse de kalaffe y Pasión Vega en su disco del mismo nombre hace un versión maravillosa. No sé si la has escuchado pero si puedes hazlo. Te encantará.

Maria Sanguesa dijo...

Gracias, José, que no se pierda nunca el compás. Besos.

Maria Sanguesa dijo...

Todo olvido supone una pequeña muerte, Amando, un pedazo de nuestro ser se queda en él. Pero hay que seguir respirando y viviendo, a pesar de todo. Besos.

Maria Sanguesa dijo...

Tienes razón, Gonce, con el tiempo el olvido comienza a habitar el mundo del recuerdo (aunque parezca paradógico), y allí todo suele adquirir dimensiones distintas...
Un beso.

Maria Sanguesa dijo...

Toda vida guarda un puñado de ausencias, Rafael, pero hay que olvidar el dolor que pueden producir algunas y aprender a sonreír ante ellas, cuando se escapan del lugar que ocupan y se quieren hacer notar, dándole al recuerdo tan sólo lo que de bueno o divertido te aportaron. Hay que aprender a decir: Mira, Ausencia, te llevo conmigo, pero quédate donde te puse y no me molestes más. Te mando un fuerte abrazo.

Maria Sanguesa dijo...

Pues bravo por Denisse Kalaffe, es una canción francamente hermosa, dentro de su desesperanza. Te he hecho caso, no conocía la versión de Pasión Vega, la he escuchado y es tan impresionante que se me han saltado las lágrimas. Gracias y besos.