domingo, 27 de septiembre de 2009

MICHAEL BOLTON: SMILE (BY CHARLIE CHAPLIN)



Hay momentos, muchos, en los que mirar alrededor o hacia dentro de uno te impulsa al llanto. Llorar no sirve de nada, un mero desahogo emocional, hay que seguir caminando y hacer lo que haya que hacer para mejorar situaciones, para cambiarlas... Con responsabilidad, con seriedad, con disciplina y, a ser posible, con una sonrisa. Puede resultar ingenuo, yo creo que todo lo que es difícil pierde su aparente ingenuidad. Que nadie nos quite la fuerza de una sonrisa.

SMILE

Smile tho' your heart is aching,
smile even tho' it's breaking.
When there are clouds in the sky you'll get by,
if you smile thro' your fear and sorrow.

Smile and maybe tomorrow,
you'll see the sun come shining thro; for you

light up your face with gladness,
hide ev'ry trace of sadness.

Al -'tho a tear may be ever so near,
that's the time,
you must keep on trying.

Smile, what's the use of crying,
you'll find that life is still worth-while.
If you just... smile.

TRADUCCIÓN

Sonríe, aunque tu corazón te esté doliendo.
Sonríe, incluso si se te está rompiendo.

Cuando el cielo se oscurece, pasará

si sonríes, a pesar de tu miedo y tu tristeza

sonríe y quizá mañana
encontrarás sentido a la vida.

Ilumina tu cara con alegría
oculta todo rastro de tristeza.

Aunque una lágrima puede estar siempre cerca.
Es en ese instante, en el que tienes que seguir intentándolo.


Sonríe, ¿para qué sirve llorar?
Te encontrarás que la vida sigue siendo bella
Si simplemente...sonríes.

10 comentarios:

Amando Carabias María dijo...

Probablemente una de las mayores muestras de inteligencia sea la sonrisa. ¿por qué sonreiré tan mal? :)

Beatriz Ruiz dijo...

Mi amiga... ya ves... ni un minuto tuve libre... pero te mando desde aquí mi más sincera sonrisa... que por cierto, se me da bien...

Ni un día sin sonrisas, es cierto... aún en malos momentos, te libera... y liberas de paso al de enfrente...

Un beso...

Pepe Gonce dijo...

Llorar si sirve a veces...a veces es necesario llorar...pero hay que reir y sonreir...y mucho.

Un abrazo.

Isolda dijo...

Jo Pepe, otra vez por delante! qué si señor, que hay que llorar, hasta que no se pueda más y después sonreír siempre.
Beoso con sonrisas.

María Socorro Luis dijo...

Sonreir siempre, a pesar de todo... Además, "el mal humor nos pone feísimas y acelera nuestro envejecimiento" (esto lo digo en un poema).

Sonrisas y besos. Soco

Maria Sanguesa dijo...

Pues yo creo que tienes una hermosa sonrisa, y que más inteligente que sonreír es saber hacer sonreír. Y, a juzgar por la sonrisa que nos muestra Marián en vuestra foto, es algo que se te da muy bien. Besos.

Maria Sanguesa dijo...

No te preocupes, amiga mía, ya ves a qué alturas puedo contestar vuestros comentarios, el tiempo es un bien que, algunas veces, nos resulta demasiado escaso. Pero nos veremos la próxima vez que pases por Madrid. Sigo sin poder dejarte comentarios...es cosa del programa de mi ordenador, en cuanto lo subsane allí me tendrás. Me siento muy contenta de poder tenerte entre los blogs que sigo desde mi página principal. Muchos besos

Maria Sanguesa dijo...

Sirve como desahogo, pero llorando no se arreglan ni las penas ni los problemas, Gonce, y a eso es a lo que me refería. Es curioso todo lo que se puede decir con una sonrisa, icluso cosas bastante duras, sin que nadie se de por ofendido... Y lo más sano de todo es reirse... Muchos besos.

Maria Sanguesa dijo...

Te digo como a Gonce, querida Isolda, hay que llorar para echar las penas fuera, pero una vez que han salido hay que atraparlas y mirarlas despacito. A unas hay que decirles que no te van a inmovilizar y a otras hay que escucharlas para ver como las puedes arreglar y recuperar la sonrisa... Muchos besos.

Maria Sanguesa dijo...

Estoy totalmente de acuerdo contigo, Soco, el no sonreír hace que se te ponga cara de acelga, o de tuna (como dicen mis amigos peruanos), que es una hoja de cactus llena de espinas. La sonrisa es saludable en todos los sentidos, retrasa el envejecimiento del cuerpo y mantiene siempre joven la mente. Muchos besos.