martes, 24 de noviembre de 2009

PEDRO SALINAS: CUANDO TÚ ME ELEGISTE



Cuando, a veces, todo parece ser gris en la vida. Cuando te sientes entre la tormenta de un naufragio más en tu vida. Cuando quieres huir y no sabes hacia dónde...de repente, sin esperarlo, encuentras una mano que enlaza la tuya, unos pasos que caminan contigo, una voz que te te dice: estoy contigo y te amo. Y el mundo deja de ser gris, y la tormenta no parece tan temible. ¿Qué ha ocurrido? Sencillamente, has tenido la suerte de saber y sentir que el amor te ha elegido.


Cuando tú me elegiste...

Cuando tú me elegiste
-el amor eligió-
salí del gran anónimo
de todos, de la nada.
Hasta entonces
nunca era yo más alto
que las sierras del mundo.
Nunca bajé más hondo
de las profundidades
máximas señaladas
en las cartas marinas.
Y mi alegría estaba
triste, como lo están
esos relojes chicos,
sin brazo en que ceñirse
y sin cuerda, parados.
Pero al decirme: “tú”
a mí, sí, a mí, entre todos-,
más alto ya que estrellas
o corales estuve.
Y mi gozo
se echó a rodar, prendido
a tu ser, en tu pulso.
Posesión tú me dabas
de mí, al dárteme tú.
Viví, vivo. ¿Hasta cuándo?
Sé que te volverás
atrás. Cuando te vayas
retornaré a ese sordo
mundo, sin diferencias,
del gramo, de la gota,
en el agua, en el peso.
Uno más seré yo
al tenerte de menos.
Y perderé mi nombre,
mi edad, mis señas, todo
perdido en mí, de mí.
Vuelto al osario inmenso
de los que no se han muerto
y ya no tienen nada
que morirse en la vida.

Pedro Salinas

2 comentarios:

Amando Carabias María dijo...

Cuando el tú se hace parte del latido del mí, el infinito cabe dentro del pecho.

Maria Sanguesa dijo...

Querido Amando, qué maravillosas palabras y qué verdad encierran. Como todo cuanto escribes en tu blog. Un beso.