jueves, 31 de diciembre de 2009

FELIZ 2010



Hoy os dejo con esta hermosa imagen para desearos un 2010 pleno de ilusiones, proyectos y sueños cumplidos. Y, además,os doy las gracias por haberme seguido, o visitado, a lo largo de este año que finaliza, un año duro a nivel mundial que casi todos estamos deseando dejar atrás.
Vosotros sois quienes le dáis sentido a la existencia de este blog, entre vosotros he encontrado solidaridad, apoyo y amistad. Hoy me siento mucho más rica que hace casi dos años, incluso más rica que hace un año, porque mi patrimonio afectivo ha aumentado gracias a vuestras palabras y al calor humano que me hacéis llegar con vuestras visitas y comentarios.
Os quiero, un abrazo en la red para todos y cada uno de quienes me hacéis sentir vuestra presencia al otro lado de esta pantalla que nos une.

¡¡¡FELIZ ENTRADA DE AÑO!!! Y, POR SUPUESTO, QUE LA FELICIDAD CONTINÚE CADA UNO DE LOS DÍAS QUE LO COMPONEN.

miércoles, 30 de diciembre de 2009

AMANCIO PRADA - AGUSTÍN GARCÍA CALVO: LIBRE TE QUIERO



Esta canción de Amancio Prada, con letra de un poema de Agustín García Calvo, me parece muy hermosa. Hace más de veinte años que la escuché por primera vez, fue en el concierto en el que descubrí a este genial cantautor. Recuerdo que era una mágica noche de verano, al aire libre, rodeada de pinos, en medio de un parque sobre el que habían levantado el escenario. Su voz me cautivó y, además,  el repertorio estaba compuesto por muchos poemas de grandes autores a los que había musicalizado, con una belleza que me conmovió. Desde entonces, escuché sus composiciones  casi con devoción.
Esta letra de García Calvo es un canto a la libertad, expresa como se puede amar, profundamente, sin intentar adueñarse del otro. Es un poema sobre el amor, ese amor que no implica sentimiento de posesión, pues  quien levanta barrotes y barreras, el que apresa, el que enjaula, el que cercena el vuelo del ser amado poniéndole límites a su desarrollo vital, está condenado al más estrepitoso fracaso. Todo lo que no sea quererse en libertad, no es amor sino obsesión, pasión malsana carente de confianza y  de generosidad. Nadie puede tener al otro dentro de una prisión y esperar a cambio que se le ame. Dentro de ese estado de asfixia, lo único que se puede augurar es que el  oprimido encuentre la manera de huir y, mientras llega ese momento, se vaya apagando por dentro y rebelando por fuera. O al revés...
En fin, mi deseo para este año que va a comenzar, consiste en que sea- para todos- una sucesión de días felices, que llegue pleno de éxitos en todas las facetas de la vida. Y que quienes amen sepan hacerlo en plenitud , desde  la confianza y desde la más profunda libertad.

Libre te quiero
como arroyo que brinca
de peña en peña,
pero no mía.
Grande te quiero
como monte preñado
de primavera,
pero no mía.

Buena te quiero
como pan que no sabe
su masa buena,
pero no mía.

Alta te quiero
como chopo que al cielo
se despereza,
se despereza,
pero no mía.

Blanca te quiero
como flor de azahares
sobre la tierra,
pero no mía.

Pero no mía
ni de Dios ni de nadie
ni tuya siquiera.

No, no, no, no, no,
no mía.
No, no, no, no, no,
no, no, no, no,
ni tuya.
No, no, no, no, no,
no, no, no, no, no,
no mía.

martes, 29 de diciembre de 2009

LUZ CASAL: SENTIR



Esta canción me parece un poema de esperanza, una mirada hacia uno de los aspectos positivos de la vida. Es como un toque, leve y directo, que te impulsa hacia adelante en el (no siempre fácil) despertar de cada día: no importa si dudas, no importa si la fe en ti, algunas veces, se te cae a pedazos... siempre hay alguien que cree en ti, que apuesta por ti, que hace que tengas fuerza para continuar, aunque no sepas muy bien cual es la dirección exacta, sí sabes que hay que avanzar... que el camino se extiende a tus pies y que, si lo sigues, te va a llevar a algún lugar, quizá no sea la meta que esperas, pero sí una de las etapas que te van a conducir a ella.

Abre la puerta,
no digas nada,
deja que entre el sol,
deja de lado
los contratiempos,
tanta fatalidad.

Porque creo en ti
cada mañana,
aunque a veces tú
no creas nada.

Abre tus alas
al pensamiento
y déjate llevar,
vive y disfruta
cada momento
con toda intensidad.

Porque creo en ti
cada mañana,
aunque a veces tú
no creas nada.

Sentir,
que aún queda tiempo
para intentarlo,
para cambiar tu destino.
Y tú
que vives tan ajeno,
nunca ves más allá
de un duro y largo invierno.

Abre tus ojos
a otras miradas
anchas como la mar,
rompe silencios y barricadas
cambia la realidad.

Porque creo en ti
cada mañana,
aunque a veces tú
no creas nada.

Sentir,
que aún queda tiempo
para intentarlo,
para cambiar tu destino.
Y tú,
que vives tan ajeno
nunca ves más allá
de un duro y largo invierno.

Abre la puerta,
no digas nada.

miércoles, 23 de diciembre de 2009

MARÍA SANGÜESA: SONETO DE INVIERNO


Se acerca la noche de Navidad, desde aquí os deseo unas felices fiestas con este poema que escribí hace ya algún tiempo, mientras paseaba por la plaza de Felipe II, más o menos por estas fechas y casi con la misma temperatura. Es el primer soneto de una serie de cuatro que dediqué a las diferentes estaciones del año, desde el mismo rincón madrileño. Lo he elegido para transmitiros mi agradecimiento por seguirme y para que sepáis que espero que disfrutéis, cada uno a vuestra manera, de estas breves vacaciones. Os deseo la mayor acumulación de momentos felices que os sea posible...
SONETO DE INVIERNO

Remolinos de escarcha van creciendo
en racimos de flores cristalinas,
blancos pétalos de agua congelada
florecen sobre el dolmen de la plaza.

Y allí, un viento de grises de aluminio
va clavando puñales diminutos
sobre el bronce y el aire de la estatua,
de pecho abierto y sangre de manzana.

Calla la piedra erguida sobre el agua
que en el suelo dormido traza espejos,
tornando en luces al altivo cielo.

Enciende la luna apagadas huellas,
nevada estrella, sonrisa irisada...
Y llueve la nieve allá, en tu mirada.
(La Piel del Viento)

sábado, 19 de diciembre de 2009

JAVIER CALLE EN THE BANK



Javier Calle estará hoy en la presentación de La Piel del Viento, a las 20 h., en el Ateneo de Madrid, donde interpretará dos de mis poemas, convertidos en canciones gracias a su talento musical. Después dará su concierto en The Bank, allí también estaremos.
Aquí os dejo estos dos poemas que ha sabido hacer volar con su música:
PECADOS

Otra vez los he contado,
suman siete los pecados:
Avaricia, de tenerte
cuando digo que te amo.
Lujuria, de no soltarte
anudado a mi costado.
Ira, por no perdonarte
cuando te vas de mi lado.
Soberbia, por no decirte
que sin ti soy puro llanto.
Gula, de tu boca. Besarte
desde la frente hasta el labio.
Envidia, de que reflejes
en otros ojos mi canto.
Pereza, para marcharme
cuando me abrazan tus brazos.
Suman siete los pecados,
catecismos olvidados
que amarillos se deshojan
entre mi piel y tus brazos.
LA PIEL DEL VIENTO

La piel del viento existe, es intangible,
su calidad, quizás, es puro sueño,
quizás tan sólo un soplo de humo.

Esconde en sí los ecos y el recuerdo
de lunas en un agua de cristales
fugitivos, de ensueños aún no escritos.

Ayeres de su pecho transparente,
que anuda y teje un lecho de hojas leves,
jugando a ser pasado y ser presente.

Sentimientos escritos en el aire,
en un vaivén de tiempo sin minutos,
sin medidas exactas, sin segundos.

Trazos de la vida en sus caminos,
en un soplo de aliento y puro instante
fundiendo, en lo fugaz, eternidades

María Sangüesa

miércoles, 16 de diciembre de 2009

INVITACIÓN PARA LA PRESENTACIÓN DE LA PIEL DEL VIENTO EN EL ATENEO DE MADRID



ATENEO DE MADRID

Sábado 19 diciembre de 2009 a las 20:00 horas

Presentación de los poemarios:

“La piel del viento” de María Sangüesa
“Diatribas y ternuras” de Carlos Muquitay

Presenta: Delfín Yeste y Miguel Pastrana
Colaboración especial: Javier Calle, cantautor

Sala de Conferencias Calle del Prado, 21

Agradezco el apoyo que recibí en la presentación de ayer. Creo que todo el mundo se lo pasó muy bien con las sorpresas que Delfín Yeste preparó para sorprender al público, después de la presentación del poemario. La primera fue la lectura de uno de mis cuentos, El Bicho Verde, dialogada y dramatizada por los dos. La segunda consistió en la interpretación de dos temas musicales de Javier Calle, con mis letras. Una de estas canciones resultó ser una sorpresa también para mí puesto que Javier interpretó por primera vez, La Piel del Viento, el poema que da título a mi libro, este detalle me emocionó profundamente; su segunda interpretación fue la canción, Pecados, que ha grabado en su nuevo CD. Gracias, también, a Manuel Cortijo, que presidió la mesa y que me hizo entrega de un bonito trofeo como recuerdo de mi paso por la Casa de Castilla La Mancha, junto al ofrecimiento de que me incorpore a su tertulia poética, ofrecimiento que pienso aceptar con gratitud y afecto pues a ella pertenecen unos magníficos poetas, a quienes tengo en alta consideración.
En la vida, a veces, ocurren estas cosas... se me juntan dos presentaciones en una semana. Así que vuelvo a estar hecha un manojo de nervios.
Soy ateneísta, para mí es algo muy especial que mi libro se presente también allí, junto al de Carlos Muquitay, a quien admiro y aprecio mucho, como poeta y como persona. Al igual que me ocurre con los dos espléndidos poetas que van a estar con nosotros en la mesa: Miguel Pastrana y Delfín Yeste.
Javier Calle, ese mismo día tiene un concierto a las 11 de la noche en la sala The Bank, pero va a estar a las 8, en el Ateneo, interpretando esos poemas míos a los que puso música y convirtió en unas canciones que, además de encantarme, siguen sorprendiéndome cada vez que las escucho... ¡Mil gracias!