domingo, 24 de enero de 2010

NACHA GUEVARA/BENEDETTI: VUELVO



El nombre de este poema de Mario Benedetti es: Quiero creer que estoy volviendo. Pero la versión musical de Favero, interpretada por la gran Nacha Guevara, se conoce como: Vuelvo.
Ayer visité el blog de Gustavo Tisocco, y vi que le había hecho un bonito homenaje a esta magnífica cantante y actriz. Le dejé un comentario en el que recordaba cómo me impresionó su espectáculo, Sesenta años no es nada, no recuerdo exactamente la fecha, pero ya deben de haber transcurrido, al menos, siete u ocho años más. La belleza y el arte de esta mujer siguen incólumes. De todo cuanto ha interpretado, que es muchísimo, a mí me gustan sus versiones de Benedetti, aunque tiene también alguna de Paul Eluard que resulta estremecedora, por ejemplo: Te nombro, Libertad. Que traeré aquí un día de éstos.
Os dejo unos enlaces para acceder al blog de Gustavo, así podréis ver el precioso video de la Guevara. Y, si tenéis tiempo y ganas, alguna entrada de poemas que él me ha publicado en: Mis Poetas Contemporáneos. Feliz domingo.

HOMENAJE A NACHA GUEVARA http://videopoemasdegustavotisocco.blogspot.com/2010/01/homenaje-nacha-guevara.html

María Sangüesa http://mispoetascontemporaneos.blogspot.com/2010/01/poema-de-maria-sanguesa.html

QUIERO CREER QUE ESTOY VOLVIENDO

Vuelvo
quiero creer que estoy volviendo
con mi peor y mi mejor historia
conozco este camino de memoria
pero igual me sorprendo

hay tanto siempre que no llega nunca
tanta osadía tanta paz dispersa
tanta luz que era sombra y viceversa
y tanta vida trunca

vuelvo y pido perdón por la tardanza
se debe a que hice muchos borradores
me quedan dos o tres viejos rencores
y sólo una confianza

reparto mi experiencia a domicilio
y cada abrazo es una recompensa
pero me queda
y no siento vergüenza
nostalgia del exilio

en qué momento consiguió la gente
abrir de nuevo lo que no se olvida
la madriguera linda que es la vida
culpable o inocente

vuelvo y se distribuyen mi jornada
las manos que recobro y las que dejo
vuelvo a tener un rostro en el espejo
y encuentro mi mirada

propios y ajenos vienen en mi ayuda
preguntan las preguntas que uno sueña
cruzo silbando por el santo y seña
y el puente de la duda

me fui menos mortal de lo que vengo
ustedes estuvieron / yo no estuve
por eso en este cielo hay una nube
y es todo lo que tengo

tira y afloja entre lo que se añora
y el fuego propio y la ceniza ajena
y el entusiasmo pobre y la condena
que no nos sirve ahora

vuelvo de buen talante y buena gana
se fueron las arrugas de mi ceño
por fin puedo creer en lo que sueño
estoy en mi ventana

nosotros mantuvimos nuestras voces
ustedes van curando sus heridas
empiezo a comprender las bienvenidas
mejor que los adioses

vuelvo con la esperanza abrumadora
y los fantasmas que llevé conmigo
y el arrabal de todos y el amigo
que estaba y no está ahora

todos estamos rotos pero enteros
diezmados por perdones y resabios
un poco más gastados y más sabios
más viejos y sinceros

vuelvo sin duelo y ha llovido tanto
en mi ausencia en mis calles en mi mundo
que me pierdo en los nombres y confundo
la lluvia con el llanto

vuelvo
quiero creer que estoy volviendo
con mi peor y mi mejor historia
conozco este camino de memoria
pero igual me sorprendo.

Mario Benedetti.

15 comentarios:

amor y libertad dijo...

conozco su versión de eluard, el somos mucho más que dos, etc., y me gusta

Flamenco Rojo dijo...

Que buenos recuerdos me trae Nacha Guevara. Que buena idea traerla aquí junto a Benedetti.

Un abrazo.

masteatro dijo...

"Sesenta años no es nada" se representó en el 2000 creo. No tuve la suerte de verla, me quedé con las ganas.

Anónimo dijo...

Todo sobre Nacha en http://www.nachaguevaraweb.com
Visiten la página.
Gracias.

RMC dijo...

Son recuerdos de Nacha Guevara,
el poema de Benedetti excelente
gracias por compartirlo
un placer pasar por tu casa
feliz semana
un abrazo

Amando Carabias María dijo...

Como apuntan todos, es una grandísima idea haber unido a Nacha Guevara con Benedetti, una idea que nuevamente hemos de agradecerte.

La situación del exiliado tiene que ser tremenda. Y lo es varias veces, cuando huye de su horizonte, de su patria, de su gente, cuando llega al nuevo lugar que se tiene que convertir, aunque sea de modo provisional en su nuevo horizonte, su nueva patria, su nueva gente, y cuando retorna, cuando ya todo es cierto, pero relativo, cuando en su horizonte, en su patria, entre su gente, tiene nostalgia del exilio.

Maria Sanguesa dijo...

Me alegro de que te guste, Santi, y de que me lo hagas saber. Aunar poesía, música, y arte a la hora de interpretarlas, siempre me seguirá pareciendo una combinación mágica. Un beso.

Maria Sanguesa dijo...

A mí también me trae buenos recuerdos, Gonce, de sus actuaciones en Madrid... e incluso en tierras canarias. Un abrazo.

Maria Sanguesa dijo...

¡Madre mía, cómo pasa el tiempo! Y esta mujer sigue espléndida a sus setenta años, en todos los aspectos. Muchas gracias por ubicarme cronológicamente, Masteatro, cuando el tiempo comienza a acortarse es que la vida va pasando demasiado deprisa. Un beso.

Maria Sanguesa dijo...

Pues muchas gracias, en nombre de los fans de Nacha Guevara. Visitaremos el sitio que nos indicas.

Maria Sanguesa dijo...

Hola, valenciano, gracias por tu visita. RMC, tu blog, tiene uno de los diseños más bonitos que he visto en la red. Un abrazo.

Maria Sanguesa dijo...

Gracias por tus palabras, Amando, siempre acertadas. Actualmente considero que no sólo existe el exilio que todos conocemos de forma tradicional, casi siempre por motivos políticos. Muchas personas salen de sus países de forma voluntaria, por motivos profesionales, económicos, culturales, etc. Y viven otra forma de exilio, a veces con agrado, a veces con dureza. Pero el regreso es siempre el mismo, es el encuentro con la realidad con aquel mundo que ahora les resulta extraño, que ya nunca será el que dejaron atrás; y que, casi siempre, encuentran algo más empobrecido y con alguna ausencia irrecuperable. Por eso este poema de Benedetti sigue estando vigente y transmitiendo sensaciones plenas de veracidad. Un abrazo.

María Socorro Luis dijo...

Música y poesía, esas viejas amigas...

Y justo Nacha y Benedetti... Qué acierto ! Un verdadero gusto.

Maria Sanguesa dijo...

Es una alegría que te hayan gustado estas amigas tan unidas, encarnadas en Nacha y Benedetti, música y poesía son, normalmente, una buena combinación. Muchos besos, Soco.

kocinando dijo...

o puedo entrar mas a la nachaguevaraweb.com
era mi balsamo contra la distancia,
alguien sabe que paso?
besos a todos