miércoles, 24 de febrero de 2010

MARÍA SANGÜESA: DANIYA

Denia, en Alicante, fue el antiguo reino de taifas de Daniya. Imagen de Internet.

Tengo algunos poemas de corte histórico, en ellos reflejo estampas cotidianas mientras cuento una breve historia. Procuro que no sean muy épicos, me gusta introducir en ellos algún elemento lírico... este es el resultado, quisiera conocer vuestra opinión porque son distintos a mis otros poemas y, a veces, avanzo entre dudas pues me parecen muy narrativos. Aunque tengo que reconocer que me divierte mucho escribirlos. Gracias.

DANIYA

Tintinean de vida mis ajorcas
ceñidas al tobillo y a mis pasos.
De las murallas a los muelles vengo
por las atarazanas del recuerdo.

Hoy somos las mujeres de Daniya
un cántaro de cantos y de espera,
de la casa a las aguas caminamos,
de la mar a los a los muros regresamos…

Navegan nuestros hombres en los sueños
de mantener un reino agonizante,
nos cercan los cristianos y la fiebre
de una ambición voraz e irremisible.

No hay peces en la mar, si alguno hubiera,
que colmen ya sus redes de intereses.
Cayeron otros reinos en sus manos,
espejean sus fantasmas en la mar.

Mi canto de hoy se sumará a otros cantos,
no hay esperanza ya, tan sólo espera
de que regrese en su bajel de sueños
mi bien amado, mi vencido Omar.

4 comentarios:

Flamenco Rojo dijo...

No soy capaz de distinguirlo de otros…hablas de elementos líricos…Al margen de las metáforas lo que encuentro en este poema es como identificándote con las mujeres de Denia canta tus propios sentimientos.

Un abrazo.

Amando Carabias María dijo...

No me extrañe que dudes o preguntes, a mí me pasa algunas veces lo mismo.
Creo que en el trabajo constante está la solución.

Maria Sanguesa dijo...

Muchas gracias a los dos, Gonce y Amando, por haberme respondido. Parece que las cosas que te divierten y que no te cuestan esfuerzo no valen lo mismo que aquello que te supone una entrega o una dedicación absoluta. Por eso necesitaba alguna opinión que me dijese si merece la pena o no que publique esta serie de poemas. En cuanto a volcar los sentimientos... pienso que en nuestros personajes hay siempre un fondo nuestro, tanto por aproximación, como por rechazo. Lo único que me gustaría es que fuese cierto lo de esperar a Omar...Lo malo es que ni tan siquira espero a bajel alguno...aunque en otros tiempos sí lo hice, pero eso de llegar vencido le sentó tan mal al pobre que se volvió inaguantable. Pero eso es otra historia, que quizá escriba también. Os mando un fuerte abrazo.

Maria Sanguesa dijo...

¡Ay, Amando! Que me dejaba en el tintero cibernético el decirte que me encanta esta nueva foto de Marián y tuya con fondo sevillano, estáis espléndidos.