martes, 16 de febrero de 2010

MERCEDES SOSA CANTA RAZÓN DE VIVIR DE VÍCTOR HEREDIA



Acabo de llegar de Valencia, de pasar allí unos días que han sido bastante más duros que en otras ocasiones. En esta situación de decaimiento emocional, le pedí a una amiga que me ayudara a encontrar una canción hermosa, una canción que me diese la dosis de energía que necesitaba para aterrizar de nuevo en mi casa y continuar con mi vida de acá. Y es que vivir entre dos ciudades es equivalente a tener tu espacio, físico y temporal, escindido en dos mitades que, muchas veces, no acaban de encajar adecuadamente entre sí. Es como si tu interior sufriese una dicotomía que te impidiese ubicar, ni mal ni bien, qué parte de tu ser le corresponde a cada una de esas dos ciudades; sabes que te necesitan en una pero que tu vida está en la otra, y en ese ir y venir, que no sabes cúando va a terminar, te vas dejando muchas cosas por el camino. En fin, mi amiga me dió esta canción, que ha resultado ser una de esas canciones que me han gustado y acompañado, a lo largo de estos últimos años, en muchísimas ocasiones, tanto por su bellísima letra como por su preciosa melodía. Pero tengo que reconocer que, en este momento, más que darme energía lo que ha hecho es proporcionarme una dosis de saudade que me tiene en un lamentable estado de languidez. No pasa nada, mañana será otro día, vendrán otras vivencias y habrá que seguir poniendo esta sangre en tierra...

RAZÓN DE VIVIR

Para decidir si sigo poniendo
Esta sangre en tierra
Este corazón que bate su parche
Sol y tinieblas.

Para continuar caminando al sol
Por estos desiertos
Para recalcar que estoy vivo
En medio de tantos muertos;

Para decidir
Para continuar
Para recalcar y considerar
sólo me hace falta que estés aquí
Con tus ojos claros

¡Ay! fogata de amor y guía
Razón de vivir mi vida

Para aligerar este duro peso
De nuestros días
Esta soledad que llevamos todos
Islas perdidas

Para descartar esta sensación
De perderlo todo;
Para analizar por dónde seguir
Y elegir el modo

Para aligerar
Para descartar
Para analizar y considerar
Sólo me hace falta que estés aquí
Con tus ojos claros

¡Ay! fogata de amor y guía
Razón de vivir mi vida

Para combinar lo bello y la luz
Sin perder distancia
Para estar con vos sin perder el ángel
De la nostalgia

Para descubrir que la vida va
Sin pedirnos nada
Y considerar que todo es hermoso
Y no cuesta nada,

Para combinar
Para estar con vos
Para descubrir y considerar,
Sólo me hace falta que estés aquí
Con tus ojos claros.

10 comentarios:

RAFAEL LIZARAZO dijo...

Hola, María:

Cuántas añoranzas en esa bella canción, escuchándola me he puesto nostálgico y por eso, te comprendo si estás con el ánimo un poco bajo.

Mañana será otro día y el sol brillará otra vez,

Abrazos.

Amando Carabias María dijo...

¡¡¡Ánimo María!!!
Gracias por la canción

Beatriz Ruiz dijo...

Si te sirve de algo... y creo que sí... te mando un abrazo de osa... y espero poder dártelo personalmente en breve...

J.M. Ojeda dijo...

¡Hola María!

¡Esos ojos claros…!

Bonita canción, su letra es un camino.
Un camino andado…

Saludos de J.M. Ojeda.
Salud.

Flamenco Rojo dijo...

María, la canción es muy bella...pero amiga... a ti lo que te hace falta ya es escuchar unas sevillanas...a ser posible en directo.

Un abrazo.

Maria Sanguesa dijo...

Gracias, Rafael, sé que comprendes lo que quiero expresar. Tú también estás pasando por lo mismo. Abrazos.

Maria Sanguesa dijo...

Gracias, Amando, por todo. Un fuerte abrazo.

Maria Sanguesa dijo...

Pues te mando otro abrazo de osa, Beatriz, desde esta ciudad de los madroños. Pronto nos lo daremos en persona. Quedan dos días. Gracias por todo.

Maria Sanguesa dijo...

Salud, Jose Manuel, compañero. Y muchas gracias por tus palabras. Un abrazo.

Maria Sanguesa dijo...

Estoy segura de que llevas toda la razón, Gonce, y de que en un par de días vamos a estar escuchando sevillanas en directo. Eso sí que es un quita penas. Gracias de nuevo: Magnífico y generoso programa. Un abrazo.