sábado, 22 de mayo de 2010

MARÍA SANGÜESA: HAIKUS DE PRIMAVERA I



Canta hoy el viento
deshojando jarales
en los senderos.

Sangre de arcilla
desgranada en trigales:
flor de amapola.

Liban abejas
sobre lirios abiertos,
melado néctar.

Sobre las jaras,
embriagado de aromas,
zumba el recuerdo.

24 comentarios:

Jose Zúñiga dijo...

Hemosos haikus, María, ciertamente huelen a primavera. Y el último, con esos zumbidos de recuerdos, especialmente logrado.
¿Qué tal ayer?

Rosa María dijo...

María dice...Sobre las jaras,
embriagado de aromas,
zumba el recuerdo.

Hola María, este retazo de tu poema es altamente significativo para valorar los momentos actuales de nuestro país. Es triste cuando se quiere defenestrar la historia y dejar en pos del olvido los errores cometidos.
Un abraciño,
Rosa María

Maria Sanguesa dijo...

Muchas gracias, José, ya sabes que valoro mucho tu opinión. Lo de ayer quedó muy bien, fue largo e intenso, pero fue emocionente escuchar la voz de Hernández en tantas voces distintas. ¿Y vosotros? Un abrazo.

Alena.Collar dijo...

Maravillosa forma de reanudar mi " etapa madrileña"...
Nada tan sugestivo como tu poesía de altos vuelos.
Un abrazo esta vez al ladito.

El Drac dijo...

Me ha parecido muy completo este haiku que an generosamente nos ha regalado, por lo general siempre cuando algunos blogueros publican haikus me quedo con la miel en los labios (o´jos en este caso) Un abrazo

Maria Sanguesa dijo...

Bienvenida a mi blog, Rosa María, bajo trigales, bajo las jaras, en las cunetas, vive el recuerdo de quienes no tienen tumba. Un abrazo.

Maria Sanguesa dijo...

Bienvenida, Alena, de tu retiro lleno de sol y silenciosas lunas... ya te siento aquí cerquita. Un abrazo, mi Amiga.

Maria Sanguesa dijo...

Gracias por tus limeñas palabras, Drac, los haikus son leves y breves soplos de poesía que llevan color y aroma a quienes se acercan a ellos. Un abrazo.

Amando Carabias María dijo...

Hoy, en León, van exhumar los cadáveres de algunas personas. Uno de ellos (es lo único que he entendido)quería fundar un sindicato de regantes.
Allí, hoy también canta el viento deshojando jarales, porque por fin el recuerdo se hará lápida de cementerio.
Soy ya ferviente seguidor de tus haikus

Isolda dijo...

María, conseguirás que me gusten los haiku. Los bordas, que lo sepas.
Creo que se adivina la esperanza de dar nombres a la sangre desgranada en los trigales.
Besos de primavera.

Mercedes dijo...

Creo que son los haikus más bonitos que he leído. Si alguien no conocía la primavera sólo tiene que venir a tu casa, está explicada en pocas y bellas palabras.
Un abrazo.

María Socorro Luis dijo...

Todos y cada uno, preciosos.
Como flores de primavera en las manos. Enhorabuena.

Besos entre jarales.

Paloma Corrales dijo...

Hermosos y bellos haikus María, creo que todo lo que sale de ti tiene belleza.

Un beso.

egomanias dijo...

La primavera con sus perfumes y colores, han sido retratados en modo magistral por tus palabras María.
Como siempre me ha encantado tu poesía.
Un abrazo.
Leo

Maria Sanguesa dijo...

Gracias por tus palabras, Amando. En la sinrazón de una guerra caen, cayeron, muchos inocentes. Todos, absolutamente todos, tienen derecho a descansar en una tumba. Es la única manera de restañar memorias y dolores de quienes, hoy, son sus descendientes. Habrá más haikus... Un abrazo.

Maria Sanguesa dijo...

Me alegro de que te gusten, yo nunca estoy segura de la validez de lo que hago, Isolda, lo único que sé es que mi pasión es escribir y a ello consagro todo el tiempo que me es posible. Un montón de besos.

Maria Sanguesa dijo...

Muchas gracias, Mercedes, por tus generosa palabras, pero hay haikus que a mí me parecen insuperables... y aquí tienes a dos maestros del haiku: Soco y Zúñiga.
Te mando un abrazo muy fuerte.

Maria Sanguesa dijo...

Muchas gracias, Soco, a mí me fascinan los tuyos. Muchos besos de jara y monte.

Maria Sanguesa dijo...

Ya me gustaría, Paloma... te mando un fuerte abrazo y mi gratitud.

Maria Sanguesa dijo...

Gracias, Egomanías, me agrada mucho saber que mi trabajo encuentra un eco tan receptivo y acogedor como el que tu le brindas. Un abrazo.

RAFAEL LIZARAZO dijo...

Hola, María:

La primavera es una muy buena fuente de inspiración.

Muy bonitos haikus,

Abrazos.

Maria Sanguesa dijo...

Gracias, Rafael, la inspiración vuela con las abejas... Un abrazo.

Ana J. dijo...

Hermosos haikus, María. Hermosa página.
Debo reconocer que los haikus son la única forma de poesía que realmente me emociona. Puedo sentir la belleza del resto, pero los haikus me permiten entrar en otra dimensión, más descarnada y real, contactar con la vida y el mundo tal y como son, tal y como el haijin lo percibe y te permite asombrarte con él. Poesía en esencia.
Liban abejas/sobre lirios abiertos/melado néctar.
Perfecto

Maria Sanguesa dijo...

Muchas gracias, Ana, y bienvenida a mi página. Para quienes no estén muy iniciados en el Haiku, aclaro que el haijin es el que escribe un haiku... esta forma de poesía es muy minimalista, su dificultad radica en que su contenido tiene que expresarse tan sólo en diecisiete sílabas...en fin, llevo pocos años escribiéndolos, pero cada vez me enganchan más. Un abrazo.