domingo, 13 de junio de 2010

MARÍA SANGÜESA: GOTA DE AGUA

Imagen de Internet

GOTA DE AGUA

Sigo el camino que traza
esa gota que resbala
desde la punta del rizo
hacia la piel de tu cara.
Y se detiene, cautiva,
al borde de tus pestañas.

Impertinente y redonda,
traza un camino de arañas,
irisadas, transparentes,
con la luz de la mañana.
Temblando en la comisura
se abre paso a tu garganta.

Gota de agua que resbalas
desde el cabello hasta el alma,
¡vuelve tu camino en magia!
Que su boca sea mi copa,
quiero beberme esa gota...
Todas las gotas que caigan.

(La Piel del Viento)

22 comentarios:

Flamenco Rojo dijo...

Una gota de agua tras otra es capaz de perforar la roca más dura…y ablandar al corazón más rocoso.

Un abrazo.

egomanias dijo...

María, la musicalidad de tus versos y la magia de tus imágenes, son un bálsamo que deleita mis sentidos. Los últimos tres versos son deliciosos. Lo había ya leído en tu libro, pero es siempre un placer releerlo.
Un abrazo.

Isolda dijo...

María, sabes cuánto me gustan tus versos, ...esa gota desde el cabello hasta el alma...
Precioso
Besos impregnados de magia.

Ricardo Miñana dijo...

Escribes versos muy bonitos,
un placer leerte.
que tengas una feliz semana.

RAFAEL LIZARAZO dijo...

Hola, María.

Qué bonito poema, además de la gran sensibilidad que exhala, tiene algo que lo hace muy especial.

Realmente me ha gustado mucho,

Abrazos.

Mercedes dijo...

Este poema es la prueba de que las cosas más sencillas, como una gota de agua, pueden convertirse en las más bellas.
Enhorabuena.
Un abrazo.

Amando Carabias María dijo...

Cuando leí La piel del viento, recuerdo que este poema es uno de los que más me llamó la atención, precisamente por algunas de las cosas que cuentan nuestros amigos: la sensibilidad, la musicalidad, el salto por el que lo más sencillo se convierte en lo más hermoso... Pero sobre todo por la tremenda solidaridad que demuestra con el otro, con quien está a tu lado, y la forma en crescendo con que lo has construido, para llevar la gota desde el rizo hasta el alma, para beberte todas las gotas.

Jose Zúñiga dijo...

Delicioso, deleitante poema, María. Serán los octosílabos o la rima, que fluyen sin artificio alguno, pero das en la diana de esa gota de agua.
Bs.

catherine dijo...

Resbala y resbala. Son las imágenes de la segunda estrofa que me gustan más y claro el sentido del poema entero.
Un fuerte abrazo María.

María Socorro Luis dijo...

Sabes? Releer un poema es descubrir matices que la primera vez, pesas por alto. A mí me pasa, es disfrutar otra vez.

Muchos besos.

Paloma Corrales dijo...

María es una maravilla, lo he leído varias veces y cada una de ellas me gusta más. Personalmente me sugiere ternura, mucha ternura.

Muy bello y delicado.

Un beso bien grande.

Maria Sanguesa dijo...

El agua es siempre fuente de vida y motivo de inspiración, Flamenco. Los corazones rocosos... no sé, no sé... prefiero los que laten de ternura y sé que son capaces de amar sin ayuda. Un abrazo.

Maria Sanguesa dijo...

Gracias, Egomanías, tus palabras siempre me hacen sentir la alegría de escribir, de sentirme bien recibida por tu sensibilidad... Un abrazo.

Maria Sanguesa dijo...

Gracias, Isolda, ya sabes que pienso que la sensibilidad anida en esto que llamamos alma y que tú eres una mujer con alma luminosa. Besos de luna en creciente, buen momento para la magia.

Maria Sanguesa dijo...

Gracias, Ricardo, por tu visita. Desde tu misma ciudad, cada día más hermosa, yo también te deseo una feliz semana.

Maria Sanguesa dijo...

Gracias, Rafael, debe de ser que cuando se escribe bajo los efectos del amor las palabras se tiñen de algo especial, aunque no se sea consciente de ello. Un abrazo.

Maria Sanguesa dijo...

Creo, Mercedes, que tus palabras son muy acertadas, la belleza nace de las cosas más sencillas, de las más cotidianas, que con la mirada del sentimiento adquieren una dimensión distinta, poética, sin el menor esfuerzo. Gracias. Un abrazo.

Maria Sanguesa dijo...

Muchas gracias, Amando, tus palabras son preciosas. Más que solidaridad lo que muestra la mirada sobre la gota de agua es esa fase de encantamiento, de enamoramiento, previa al amor... Te mando un abrazo.

Maria Sanguesa dijo...

Como me gusta lo que opinas del poema, José, muchas gracias... Te mando un abrazo.

Maria Sanguesa dijo...

Muchos besos, Soco, a mí lo que me ocurre al releerme es que me seguiría corrigiendo... así que agradezco mucho tus palabras. Un beso.

Maria Sanguesa dijo...

No sabes lo que agradezco que me digas que lo leíste varias veces. Y sí, es cierto que en aquella fase de encantamiento hubo una inmensa ternura. Te mando otro beso muy grande.

Maria Sanguesa dijo...

Catherine, perdóname por dejarte para el final. Una gota de agua que resbala sobre la piel de quien te tiene en estado de enamoramiento te hace sentir mucha magia, como lo haría un copo de nieve o un soplo de viento... un fuerte abrazo.