lunes, 5 de julio de 2010

MARÍA SANGÜESA: HAIKUS DE LA MAR


HAIKUS DE LA MAR


Sueñan tritones,

bajo arenas dormidas,

galopes de agua.


Altivas rocas,

atalayas del viento

que ciñen playas.


Olas de nácar

que desgranan espumas

en llantos de algas.


Albas sirenas

van surcando los mares

de luna y magia.

25 comentarios:

egomanías dijo...

Querida María, tus Haiku del mar son como la inmediatez de una foto, se imponen en la mente por desenfado y belleza, como esas Albas sirenas que surcan los mares.
Estupendos.
Un beso.
Leo

Alena.Collar dijo...

Al leerlo me he visto frente al mar, como otros veranos.
Siempre tendré nostalgia de las playas...
Besotones.

Jose Zúñiga dijo...

Desde el mar, viendo romper las olas, saben mejor estos haikus.

María Socorro Luis dijo...

Quiero ser viento:
Volar hasta tu playa
para abrazarte.

Te lo digo en serio, es para ti. Soco

Paloma Corrales dijo...

Son preciosos María, una serie fantástica, enhorabuena.

Besos.

Isolda dijo...

Yo no digo nada, los disfruto junto a esa foto preciosa.
Tu me has ensañado a apreciar los haikus.
Besos de la mar.

Flamenco Rojo dijo...

Sabor japonés con luz mediterránea.

Un besito de los flamencos.

Pilar Alberdi dijo...

Excelentes haikus. Me deja un sentimiento especial el que ocupa el último lugar. Cualquiera podría ponerle una imagen de su playa preferida, el recuerdo de un viaje en barco por alta mar, y acertará.
Pilar

Montxu dijo...

Cortas, intensas melodías. Me gustó.

Amando Carabias María dijo...

Tú eres la sirena que surcas los mares para encontrar el sentido de las olas, de las rocas y de los tritones y explicarnos el porqué de la espuma, del viento y las mareas que dan vida al mar.
Qué hermosura.

Mercedes dijo...

Preciosos haikus. Si no hubieses puesto la imagen igualmente la hubiéramos visualizado. No es fácil resumir tanta belleza.
Un abrazo.

Beatriz Ruiz dijo...

Me lo llevo conmigo... Qué regalazo para un largo viaje...

Gracias María...

Maria Sanguesa dijo...

Las sirenas son para mí un símbolo de la libertad y el misterio, Leo, el mar, la mar, es como la vida. Gracias por tus palabras. Un beso.

Maria Sanguesa dijo...

Alena, las playas en invierno también son hermosas. La nostalgia de la mar siempre me acompaña. Algún día podremos ir juntas a su orilla. Abrazotones.

Maria Sanguesa dijo...

¡Qué suerte, José! Ojalá pudiese ver romper también sus olas, aunque ya falta poco para que me pueda escapar de tanto asfalto. Besos.

Maria Sanguesa dijo...

Gracias por tu haiku, Soco, lo leo y lo guardo en mi rincón especial. Él también es especial, y hermoso. Besos.

Maria Sanguesa dijo...

Gracias, Paloma, están hechos desde la nostalgia, pronto estaré allí. Un abrazo.

Maria Sanguesa dijo...

Sé que no te gustaban, que no los comprendías... me hace feliz pensar que algo ha cambiado en tu visión del haiku, Isolda, y si la culpable soy yo mi alegría se dispara... besos urbanos (todavía)...

Maria Sanguesa dijo...

Qué breve y bonita definición, Flamenco... besos para todos vosotros.

Maria Sanguesa dijo...

Muchas gracias, Pilar, tengo que decirte que es cierto que al navegar por alta mar, bajo una impresionante luna llena, tuve la sensación de que existían las sirenas... muchos besos.

Maria Sanguesa dijo...

Montxu, me han gustado mucho tus palabras, la manera en que has expresado tus sensaciones. Gracias, y un beso.

Maria Sanguesa dijo...

Gracias, Amando, desde el fondo marino de mi alma... con ese temblor de olas y de escamas... mi parte mediterránea ecuentra precioso tu comentario. Muchos besos.

Maria Sanguesa dijo...

Me alegro mucho, Mercedes, de que te hayan gustado. Estas pinceladas intentan atrapar con palabras lo que es la mar... y es tan difícil...
Abrazos.

Maria Sanguesa dijo...

Que tu largo viaje sea todo lo fructífero que esperas. Y algo más. Admiro tanto lo que haces, que saber que algunas de mis palabras te acompañan me llena de gozo. Algún día, si mis fuerzas me lo permiten, te acompañaré... besos y besos, junto al deseo de que todo resulte de maravilla. Un fuerte abrazo.

Militos dijo...

El mar, siempre el mar, querida María y sin embargo pienso que es muy difícil relatarlo como se merece. tus haikus nos acercan mucho a él.
Un beso con mi cariño

María: estoy de vacaciones en un pueblo remoto de La Mancha, donde resulta difícil enlazar con los blogs. Vine dos días a Madrid y aprovecho para dejar mi huella a los amigos