jueves, 7 de abril de 2011

PARA BEATRIZ RUIZ


Hoy cumple años una de mis más admiradas amigas. Su labor humanitaria, su dedicación, su entrega más desinteresada y solidaria a los más desfavorecidos de nuestra injusta sociedad, consiguieron que le diese mi cariño y mi confianza desde el primer momento. Ha pasado ya un tiempo, nunca me ha defraudado, al contrario, su tremenda humanidad me suele asombrar con relativa frecuencia.

Poca amiga de faranduleos, de relumbrones, de festejos, su sencillez y su claridad puede resultar chocante, en un mundo en el que lo más frecuente es el" quítate tú , que me pongo yo".

Humilde hasta extremos impensables, brava hasta lo indecible, clara hasta lo inexplicable... me va a dar un buen tirón de orejas cuando lea esta entrada, aunque lo normal es tirarle de las orejas al cumpleañero... me lo merezco. Soy despistada, así me asumen mis amigos, los de verdad, los leales. Así que mil gracias a quienes me han dicho: que no se te pase el cumple de Beatriz...

Hace unos meses le escribí este acróstico, lo hago para algunos amigos a quienes les dedico este juego literario y "demodé", como muestra de cariño, en ocasiones especiales. Sólo es un pequeño juego que nunca publicaré, pero en él vuelco mi afecto.

BEATRIZ RUIZ

Brota en manantiales un agua tan pura…

Estalla en cristales,

A través de rocas,

Tallando en aristas

Rumores de fronda en fértil frescura.

Irisando el viento con sus claridades

Zarcas como cielos en valles tendidos.


Rasga en roquedal agreste, la cima…

Un canto se eleva,

Indómito y fuerte,

Zarandeando almas sobre su corriente.

10 comentarios:

Amando Carabias María dijo...

Y tanto , María, y tanto, se merece esto y mucho más. Qué buen regalo.
El acróstico es precioso y el último verso el que abrocha el poema, es tan cierto como su misma risa. Bien que nos zarande en su corriente.

Isolda dijo...

Muchas felicidades Beatriz, que lo disfrutes en grata compañía, como sospecho.
Un beso fuerte y, María has escrito un acróstico precioso.

Mª Luisa Arnaiz dijo...

Solo un alma grande puede recibir este homenaje. ¡Felicidades!

ANTONIO CAMPILLO dijo...

A pesar del plácido e inexorable paso del tiempo, Beatriz siempre será quien mueve motores que casi no pueden arrancar o los quieren parar.

Su cumpleaños es tan satisfactorio como importante: cada día ayuda más y nos enseña mejor a conocer el camino para luchar contra la injusticia y en favor de la libertad.

Mería, tus palabras y tu acróstico son excelentes.

Beatriz, ¡MUCHAS FELICIDADES!

Un abrazo.

Leonel Licea dijo...

Pues muchas felicidades a Beatriz, María, no la conozco de persona, pero sabiendo lo que hace, no puedo que admirarla.
Y tú, María, siempre tan atenta, tan delicada y tan amiga, siempre una palabra justa, para emocionar a quienes te queremos, estoy convencido que Beatriz se sentirá muy orgullosa y feliz con esta entrada y en especial con tu acróstico.
Un abrazo muy fuerte para amabas y muchos besos también.
Leo

El Drac dijo...

Beatriz debe ser una maravillosa persona para haberse hecho merecedora a tu ingenioso y lindo acrótico; yo también solía hacerlos cuando estaba enamorado. Un abrazo

Flamenco Rojo dijo...

María, como sé que no te importará dejaré aquí el mismo comentario que dejé en Pavesas & Cenizas...

Gracias a filántropos como Beatriz, la vida de algunas personas, siempre los más desfavorecidos, siempre de los llamados ciudadanos del tercer mundo, ha cambiado. Solidaridad y Paz por encima de todo.

Un beso para ti María y otro para Beatriz.

catherine dijo...

Aprendo cada día más: el tijón de orejas al cumpleañero, la palabra zarandear... lo que sé es que tanto Beatriz como María se merecen nuestro cariño, nuestra enhorabuena una por el cumple e otra por el acróstico. Besos para ambas.

Lydia Raquel Pistagnesi dijo...

Amiga,te envíe por mail las tapas y algunos comentarios de mi libro infantil "Duendes de la Lluvia"
Editado por Dunken, también van algunos poemas del mismo
Cariños desde Argentina
Lydia Raquel Pistagnesi

Beatriz Ruiz dijo...

No pienso que mi zarandeo sea más importante que el recibido de vosotros... ese cariño que me habeís dejado aquí a través de María no tiene precio para mi, y lo digo en serio...

Beatriz no sería la misma sin vosotros, de esto estoy absolutamente segura...

Mi querida María, me encanta mucho que me hayas escrito ese acróstico, lo sabes... Las gracias???... Bien, te dire mejor: Te quiero...