viernes, 13 de enero de 2012

GIOCONDA BELLI: DESAFÍO A LA VEJEZ


Gracias por vuestras muchas felicitaciones en el día de mi cumpleaños, tanto en mi correo privado como en Facebook, por teléfono, con SMS o en persona... os lo agradezco con bastantes horas de retraso, pero con un largo fin de semana para continuar celebrándolo, aunque sea trabajando...

Gracias porque sigo viva y saludable, porque sigo rebelde y plena de sueños, porque me desbordan los proyectos y la vida me parece un regalo que siempre acaba por sorprenderme. Gracias por los amigos que encontré a lo largo del camino, por los que ya se marcharon y por los que continúan viendo como amanece cada día. Gracias por estar ahí, por quererme y porque os quiero.

Este poema de Gioconda Belli- mejor que cualquier otro mío-, refleja lo que siento mientras voy caminando hacia el inevitable invierno, por esta senda de intensos tonos otoñales y de cálidas luces crepusculares. Así que, aunque haya tantas cosas mejorables en todo aquello que nos rodea, recordad que el crepúsculo siempre es hermoso porque puede ser la esperanza de un nuevo día o la promesa de una noche plena de estrellas y misterios.


DESAFÍO A LA VEJEZ

Cuando yo llegue a vieja
-si es que llego-
y me mire al espejo
y me cuente las arrugas
como una delicada orografía
de distendida piel.
Cuando pueda contar las marcas
que han dejado las lágrimas
y las preocupaciones,
y ya mi cuerpo responda despacio
a mis deseos,
cuando vea mi vida envuelta
en venas azules,
en profundas ojeras,
y suelte blanca mi cabellera
para dormirme temprano
-como corresponde-
cuando vengan mis nietos
a sentarse sobre mis rodillas
enmohecidas por el paso de muchos inviernos,
sé que todavía mi corazón
estará -rebelde- tictaqueando
y las dudas y los anchos horizontes
también saludarán
mis mañanas.

9 comentarios:

ANTONIO CAMPILLO dijo...

¡MUCHAS FELICIDADES, MARÍA!
Haber llegado es un éxito contra la derrota que todos debemos padecer.
Sentirse fresca, lúcida y rebelde, es otro éxito contra lo inane.
Ser la luz que apaga la oscuridad es otro éxito contra las sombras y una guía para quienes te queremos.

Un fuerte abrazo, María.

Amando Carabias María dijo...

Que no nos falten años para seguir celebrándolo.
Me gusta esta rebeldía tuya

Isolda dijo...

Estoy segura; querida María, que así será tu vejez, que ojalá sigamos siendo amigas y podamos contarlo muchos años. Y que el próximo, me pille de forma que pueda ir a celebrarlo contigo.
Besos, siempre besos.

Charcos dijo...

sigamos celebrando mañanas María!!!

besicos

catherine dijo...

Con tantos proyectos y sueños, con esta rebeldía tuya nunca llegarás a vieja, lo que se llama vieja para el común de las gentes.
Muchos besos para mi joven amiga María.

María Socorro Luis dijo...

La vejez es también una actitud, como la felicidad, como la alegría...

Tú con esa rebeldía y con esa sonrisa, nunca serás vieja.

Mil felicidades y mil besos,

Leonel Licea dijo...

Mi querida Marìa, yo, en mi lucha con el tiempo, tuve el tiempo so,o de hacerlo via facebook, pero debes saber que te he pensado mucho.
Gracias a ti,por reglarnos este poema de una de las poetas que prefiero.
Un abrazo muy fuerte y un beso.
Leo

Laura Caro dijo...

Qué suerte haberte felicitado en persona.
Me gustan mucho estas gracias a la vida que te leo en la entrada y me gusta mucho este poema.

Unbeso grandote.

La Solateras dijo...

Gracias a ti, María, por todo lo que nos das, por tu espíritu joven y luchador, por tu delicadeza y buen gusto. Por ser tú.

Abrazo fuerte