jueves, 12 de febrero de 2009

TIEMPO, María Sangüesa


TIEMPO

Sin ti, amor, hubo un largo tiempo.
Un tiempo que fue tan sólo tiempo.

Un tiempo de diques y silencios.
Un hondo tiempo oscuro de aguas presas,
detenidas, medidas en relojes
sin agujas, sin cuerda, sin arena.

Un tiempo remansado en los cristales
de una inmensa clepsidra polvorienta,
cubierta por olvidos, por desdichas,
por sórdidas rutinas y despechos.

Sin ti, amor, hubo un largo tiempo.
Un tiempo que fue tan sólo tiempo.

2 comentarios:

RAFAEL LIZARAZO dijo...

Hola, Maria...

Un tiempo sin amor, tiempo perdido.

Bello poema para describir la soledad del desamor, un tiempo que fue tan solo tiempo, oscuro y detenido.

Un abrazo.

Maria Sanguesa dijo...

Muchas gracias por tu comentario, Rafael. Cuando se ama el tiempo cobra otro significado y la vida nos parece más plena de sentido. Un beso: María.