jueves, 24 de septiembre de 2009

GUSTAVO TISOCCO: RECUERDO EN LA SIESTA...



Recuerdo en la siesta
trepar la planta de nísperos
y ser el buscador del más dulce oro,
testigo que había un sol,
redondito y pequeño,
con el que hacíamos la guerra,
la ofrenda a Dios,
la corona de la reina.

Éramos con otros niños
como alondras,
habitando aquellas ramas,
aquel jolgorio.

Hoy ya no queda patio,
ni el abuelo podando
escalones y nidos,
tampoco el resplandor de la tarde.

Prisionero de tantas ausencias
lo fui extraviando todo.

Sólo guardo
mi corazón amarillo
que me salva.

GUSTAVO TISOCCO
(Desde Todos los Costados)



http://mispoetascontemporaneos.blogspot.com/

7 comentarios:

Amando Carabias María dijo...

Me gusta la frescura del poema, de los nísperos que rememora con ternura, casi sin melancolía, con la justa.

María Socorro Luis dijo...

Precioso. Sencillo y tierno. Me gusta este poeta argentino.

Un beso pare él y otro para ti, María. Y gracias por tus bonitas palabras en mi blog. Las valoro muchísimo.

Abrazos . Soco

Pepe Gonce dijo...

Bonito recuerdo de la infancia.

Un abrazo.

Maria Sanguesa dijo...

Así es, Amando, ya he publicado varias veces a Gustavo que, a su vez, me publica mensualmente en Mis Poetas Contemporáneos. Admiro su labor de difusión. Su poesía es muy personal, algunas veces resulta muy intenso y otras tiene una frescura que queda bien patente en este poema. Un abrazo.

Maria Sanguesa dijo...

Gracias, Soco, como puedes suponer a mí también me gusta. Lo que comenté en tu blog es una mínima parte de lo que te mereces. Besos.

Maria Sanguesa dijo...

Bonito y tierno en su suave melancolía. Un abrazo, Gonce.

Gustavo Tisocco dijo...

Gracias nuevamente María, un abrazo enorme Gus.