sábado, 2 de julio de 2011

MARÍA SANGÜESA: SÓLO LA LUNA


SÓLO LA LUNA


Sólo la luna traza sendas de luz

en el silencio

destejiendo lo oscuro de los sueños

tendidos en las aguas.


Sólo la luz transgrede los misterios

que estremecen de nocturnos latidos

negras alheñas de duras hojas y alada pena.


Cormoranes de sombra con temblores de vuelos

acechan inasibles pasos que asedian

los recuerdos en cercos de nostalgia.


Sólo el silencio

cela juegos de fulgor y tinieblas…


Calla el aire palabras arrancadas al viento

que la noche va vistiendo de brisas

y las aguas de quebradas espumas

en silentes cristales.


Hoy derrama la luna

tan sólo luz y silencio en el agua …

Y tus ojos de luna,

en sus aguas, sólo luz y silencio derraman.


12 comentarios:

María Socorro Luis dijo...

La luna, el mar, la noche, el silencio...
y sus ojos, compitiendo en belleza, en este lindo poema.

Besos y aplausos, poeta.

Flamenco Rojo dijo...

Dulce y triste, como un amor sobrecogido, va saliendo tu luna.

Un abrazo.

Leonel Licea dijo...

Serà que pensar en el mar, me hace siempre volver a esos silencios de mi mar lejano... Tu evocador y hermoso poema, me ha hecho verlo, viviendo esos silencios, esas luces, sus sendas, y esa luna... Al final, un estremecimiento me ha recorrido todo.
Una belleza, María, gracias por regalarnos tu poesía.
BEsos a montones.
Leo

mercedespinto dijo...

En este instante me gustaría estar en el el momento y lugar que hoy tan bellamente nos has descrito. De alguna manera, con tus palabras, he tocado esa imagen mágica. Gracias.
Un abrazo.

Isolda dijo...

Qué puedo añadir, querida, que no sepas. Tus metáforas son magníficas. Es un poema de amor tan dulce como la nostalgia. Me encanta como juegas con los versos y la luna.
Besos, tendidos en las aguas.

Amando Carabias María dijo...

A veces es suficiente, incluso es un tesoro: luz y silencio desde la mirada amada, para qué más. Hermoso.

Antonio Porpetta dijo...

Gracias a ti, María, por tus comentarios, tus versos y tu calidez.
Un beso.

catherine dijo...

Los ojos de luna lo dicen todo.
Un beso, María.

Elvira Daudet dijo...

Querida María:

Delicado poema, María, con la luna y el mar que lo llenan de magia.

¿Qué es de tu vida, has resuelto ya tus asuntos?

Besos
Elvira

Maria Sanguesa dijo...

Queridos amigos, muchas gracias por vuestros comentarios. Perdonad que no os haya comentado, pero he estado ausente y me ha resultado imposible. Vuelvo a salir de viaje dentro de dos horas, así que no tengo tiempo de entrar a leeros. Me pondré al día en cuento regrese, os voy a echar mucho de menos. Os mando un abrazo muy fuerte y mi inmensa gratitud. ¡Hasta pronto!

mercedespinto dijo...

Buen viaje, te esperamos.

Ricardo Miñana dijo...

Muy bonito el poema María, es un
grato placer leerte.
que tengas un feliz fin de semana.
un abrazo.