domingo, 21 de agosto de 2011

MARÍA SANGÜESA: UTOPÍA


UTOPÍA

Hoy amanece,
sabernos vivos, recordar los sueños
y asumirlos
libres del peso de la noche y de la duda,
es tan hermoso…

Y es tan duro
darle materia y cuerpo a esas quimeras
envueltas de ideales
que vuelan como fantasías,
hermosas utopías que celan
su dura inconsistencia en justa ira.

Es tan difícil
distinguir dónde afrontar la certera
ruta para alcanzar la cima del camino
que ya llevamos florecido
y dónde comienza a ser grieta,
resquebrajado impulso de violencia
que arrasa y quema lo logrado.

Es imperioso
tener altas las voces,
y libres las altas manos.
La verdad empuñada como lanza,
fuerte cristal armado
de extenso espejo.
Y no caleidoscopio que refleje
la efímera belleza
de unos cuantos cristales fragmentados.

Hoy, más que nunca,
son necesarias
la música y palabra como escudo,
ante tanta violencia desplegada.

Amanece un sueño de utopía.
Despertemos unidos.
Hay que dar consistencia a la esperanza. 

18 comentarios:

Isolda dijo...

Hay que seguir creyendo en la utopía.¡Como no soñar con estos versos, María! El final es la esencia de la paz. Me apunto a tu poema, querida.
Besos libres.

Leonel Licea dijo...

Coincido con Isolda,querida Marìa, hay que seguir creyendo en la Utopìa, no se puede dejar que muera, aunque quieran enmudecer con represión la voz que la proclama. Te queda muy bien este registro, y me gusta. Un abrazo muy fuerte y mil besos.
Leo

Amando Carabias María dijo...

La única opción para que la realidad sea más habitable es pedir la utopía, siempre la utopía. ¿Dónde estaría el ser humano sin utópico no hubiera pedido la libertad de los esclavos? ¿Dónde estaría el ser huamano si una utópica no hubiera sostenido que la mujer puede votar? ¿Dónde estaría el ser humano si alguien no hubiera dicho que los trabajadores tenían dignidad...? Nunca se consigue nada -eso decimos- y sin embargo algo se ha avanzado, porque la utopía es la isla de los corazones grandes y los poetas y los poemas -como estos versos- tenemos la obligación de pasarnos por esa isla de Tomás Moro unas cuantas veces al día.

Maria Sanguesa dijo...

Gracias por comprender este poema. Hay que mantener la fuerza de la unión para darle consistencia a la Utopía, hay que evitar caer en provocaciones, hay que saber convencer con actitudes y palabras, cada uno desde donde le toque...
Os dejo el enlace de un blog que expresa lo que muchos de nuestros jóvenes están pasando y pensando. Y los no tan jóvenes también. Un abrazo libre y solidario.
http://stephanegrueso.blogspot.com/

Charcos dijo...

y aunque nos desinformen o lo intenten construiremos esa utopía porque de hecho está ahí fuera palpitando y por eso molesta a los que quieren tenernos dominados.

conocía el blog, está haciendo un fantástico trabajo informativo mientras los medios en general desinforman y manipulan.

besicosss muchos para ti María

Fernando dijo...

En los sucesos de la juventud de París, leí una inscripción en una pared que decía: "Seamos realistas, busquemos la utopía (Bakunin) Cpincido con muchos en que la utopía es buena, pero sin reducirnos sólo a spñar. Debemos simultáneamente trabajar para hacerla realidad. Un abrazo muy fuerte, amiga María, poeta.

mercedespinto dijo...

Amiga María, mientras personas como tú sigan abrigando en su corazón utopías, será posible abrir todas las puertas.
Sigue soñando, y contando con tanta belleza.
Un abrazo.

Paloma Corrales dijo...

Un poderoso y contundente final para un poema necesario.

Un besazo, María.

María Socorro Luis dijo...

...y vamos caminando la vida pisando utopías que a veces, ni siquiera lo son, sino realidades usurpadas y machacadas.
Es utopía la paz, la libertad, la justicia, el amor a los otros?...

Pienso como tú, que el único camino es seguir luchando, con la palabra y con los hechos.

Basos

catherine dijo...

Salir de las pesadillas, no quedarse en los recuerdos, seguir adelante buscando la verdad, la justicia, la paz.
Sí, la palabra es tu escudo, María. Aprecio la yuxtaposición del cristal transparente y del caleidoscopio efímero. Para mí, es la llave del texto, la contraposición entre utopía e ilusiones.
Un beso.

Flamenco Rojo dijo...

Lo dijo Gabriel García Márquez:
"Yo creo que todavía no es demasiado tarde para construir una utopía que nos permita compartir la tierra"

Un beso María.

Beatriz Ruiz dijo...

Bienvenida UTOPÍA!!!

Gracias María..

Juan Pardo dijo...

Sugerente y atrayente poema ...no hay vida sin utopía como no hay noche sin día..Un placer conocer y seguir tu blog..te invito a seguir el mío.Saludos de un compañero de palabras.

Maria Eugenia Rojas Alegria dijo...

Quien no tiene utopías, son sueños de vida. Hermoso poema, un gusto visitarte y aquí me quedo.
Saludos desde Palencia.
Mau

Jorge Torres Daudet dijo...

Las utopias son sueños muchas veces realizables.
Vivir sin utopias es tan triste como vivir sin soñar.
Bellas imágenes en tus versos.
Besos.

RAFAEL H. LIZARAZO dijo...

Hola, María:

Hay utopías que más parecen sueños y, los sueños a veces se vuelven realidades.

Un abrazo.

DARÍO GÓMEZ (EL PEATÓN) dijo...

Cada vez que me asomo a esta, tu casa, es un placer encontrarme con tu bellísima poesía, no exenta de contenido útil para la existencia. Tu blog es un ejemplo que me induce a seguir bregando con el mío que es, para mí, una adorada utopía. Gracias.

David C. dijo...

es necesario ser valientes.