domingo, 6 de enero de 2013

LOCURAS



Si no encontraste nada en tus zapatos, piensa que el amor no se puede ver. Si miras más despacio, si recuerdas los pasos de vida que tus zapatos llevan caminados, si dejas que tu mirada se adentre en ti- en tu psiquis o en tu alma, como quieras llamarlo- verás cómo el amor se hace evidente. Tú has llenado cada paso de amor, y el amor es tu mejor regalo. De la vida hay que esperar tan sólo un sueño, una ilusión, y fuerza para seguir viviendo, para continuar luchando. Ya sabemos que el camino no es nada fácil y, además, tampoco estamos solos en él. No olvidemos que, también, nos hace falta un poco de locura para seguir amando, porque el amor es la luz que nos ilumina cada senda, cada paso.
Feliz día de los Magos, amigos. Os dejo con estas Locuras de Silvio Rodríguez, y con las imágenes de un loco divino, Van Gogh. Éste es mi pequeño regalo para el día de hoy: un poco de música, algo de arte, un bello poema hecho canción, y magia para continuar el año. Mucha magia.

3 comentarios:

Isolda dijo...

Has escogido locuras magníficas para acompañar tu escrito. Gracias a locuras de todo tipo avanzamos por entre las curvas que nos pone la vida. Y eso es lo maravilloso a fin de cuentas, querida.
Besos de Reyes.

ANTONIO CAMPILLO dijo...

Son dos locuras idóneas para un día como este. Gracias.
Conseguir caminar no es fácil. Se debe recargar diariamente la mente y el corazón.
Para ello, se requiere buscar un combustible que posea, cuanto menos, un tercio de amistad, otro de razonamiento y un tercero de solidaridad. No existen estaciones de servicio que los suministren. El medio de evolucionar siempre en positivo requiere las locuras de una energía autotransformada con pobres materiales.

Un fuerte abrazo, querida María.

Maria Sanguesa dijo...

Espero que los Magos hayan sido generosos. Así es, Antonio, amistad, razonamiento y solidaridad, que son el oro, el incienso y la mirra que nos hacen avanzar por el camino, como bien dice Isolda. Abrazos.