viernes, 3 de marzo de 2017

Exterior de la tumba de La Reina Roja, en Palenque Chiapas

X

Conmueve descubrir la soledad
que habita las piedras de tu tumba,
prendida en la humedad de las paredes,
pintadas de cinabrio, Reina Roja.

Quizá Pakal besó tu último suspiro,
antes de derramar todas sus lágrimas
al sellar esa entrada del sepulcro
que violaron los hombres, con el tiempo.

Me despido de ti, mi reina amada,
Mientras pienso en secretos que perviven,
flotando sobre el mundo de Palenque...

No sé cómo llamar a esos guardianes
que siguen junto a ti, celando un sueño.

1 comentario:

María Socorro Luis dijo...


El misterio y la magia de estos lugares, te envuelve y se adhiere a tu piel para siempre.

Abrazo, Maríabonita.