lunes, 26 de septiembre de 2011

V ENCUENTRO DE POETAS EN LA RED, SIGÜENZA


Es la primera vez que he participado en este encuentro de Poetas en la Red, que ha celebrado ya su quinta edición. Y os aseguro que no será la última vez que lo haga. Ha sido una ocasión única para poder reencontrarme con amigos que ya conocía, con otros que deseaba conocer y con algunos que han supuesto un feliz descubrimiento, poético y humano.
Ana Montojo, la responsable del encuentro en Sigüenza, ha sabido hacerlo muy bien. No sé cómo hacerle llegar mis felicitaciones, las palabras se me quedan cortas. Lo organizó todo con mucha dedicación y con no menos mimo. La única queja que se me ocurre es la de que todo fue tan estupendo que se hizo muy breve. El tiempo del recital se nos pasó volando. Y es que, en general, escuchamos muy buena poesía y muy bien leída.
Del tiempo compartido entre los compañeros, y los amigos seguntinos que se acercaron a brindarnos su apoyo, nos quedará un recuerdo muy hermoso. Lució el buen rollo por todos sitios, nadie se adjudicó protagonismo alguno y la camaradería brilló por todos los rincones y escenarios.
Me siento muy feliz de que dos de mis poemas se encuentren, entre los de tantos buenos poetas, en la primera antología que se ha hecho de este fraternal encuentro.
Hubo momentos muy entrañables, recordando a poetas que no pudieron acompañarnos pero que tuvimos presentes en todo momento. Y también hubo un momento de intensa emotividad cuando se cerró el recital con unas canciones y un poema de Zúñiga, el poeta y amigo que tanta huella ha dejado en nosotros. Y que seguimos sintiendo a nuestro lado. Un pequeño homenaje para una gran persona y un excelente poeta, a quien siempre echaremos de menos.
No puedo finalizar esta entrada sin mencionar el agradecimiento que le debemos a Marcelo, por su maquetación, y a Isidre Monés, por su portada. Tampoco puedo dejar de darle las gracias al equipo de Veoguada, que no sólo grabó el recital, sino que derrochó amabilidad en todo momento. Y no me olvido de Jorge Torres ni de Carmen, que me tuvieron de pasajera, con inmenso cariño y paciencia. Ni de Paloma, que compartió habitación y falta de sueño conmigo, siempre con su habitual simpatía. Gracias, amigos. Gracias a todos.




12 comentarios:

mercedespinto dijo...

Veo que has disfrutado este encuentro de lo lindo. No conocía este evento, que según nos cuentas se celebra desde hace cinco años, y la verdad es que me parece necesario y muy inteligente; estoy convencida que en poco tiempo los grandes acontecimientos artísticos tendrán lugar en la red, porque es una forma de reunirse que permite gran número de asistentes, de todos los puntos del mundo y al menor coste.
Espero que los participantes crezcáis en número y entusiasmo cada año.
¿No vas a dejar en tu casa los poemas con los que has participado?
Un abrazo.

Laura Caro dijo...

Completamente de acuerdo, María.
Un abrazo gigante y agradecido.

Elvira Daudet dijo...

Mi querida María:

Qué buena bienvenda a tu casa mi amado Doncel. Me alegro de que hayas disfrutado estos días de poesía, amigos y de la belleza de Sigüenza.

Besos
Elvira

catherine dijo...

Me alegra saber que lo pasaste muy bien en Sigüenza. Como Mercedes me pregunto qué poemas fueron elegidos en la antología. Te deseo que el evento siguiente sea tan agradable. Un beso, María.

Leonel Licea dijo...

Soy muy feliz por ti, querida María, me alegra sobremanera que lo hayas disfrutado.
Un abrazo fuerte y mil besos.
Leo

Isolda dijo...

Menos mal querida María, que te tengo cerca para que nos cuentes con tu sensibilidad habitual, cómo fue el encuentro. Sé que lo pasásteis muy bien y me alegro por todos y con todos.
Miles de besos, como siempre.

Amando Carabias María dijo...

Es una suerte que lo pasaráis así de bien como se intuye en tu crónica. Son momentos fantásticos estos de compartir con colegas, son como inyección en vena para continuar caminando este sendero que nunca concluye, para comprender que no estamos solos y que siempre se aprende.
Felicitaciones a la organización y a los participantes

Beatriz Ruiz dijo...

El año próximo no fallaré... Habría sido un inmenso placer acompañarte...

Besitos...

Terly dijo...

María Sanguesa:
Fui uno de los que después de esperar ilusionado durante seis meses la llegada de este Encuentro y no habiendo faltado a ninguno de los anteriores, no pudo asistir. Me quedó justo en los labios la miel de esa poesía y amistad que en otras ocasiones disfrutara.
Al menos me queda el haber gozado de vídeos, fotografías y una antología en la que figuran dos de mis poemas junto a los de tan buenos amigos y grandes poetas.
Un beso.

La Solateras dijo...

Gracias, María, por tus palabras. Para mí fue un verdadero placer conocerte y que disfrutaras de Sigüenza y del encuentro.

Un abrazo grande.

Y mi agradecimiento también a Elvira por haberte puesto en mi camino.

Maria Sanguesa dijo...

Es cierto Ana, gracias a Elvira Daudet, a nuestra querida Elvira, que nos unió y que me dio el empujoncito que me faltaba para llegar hasta Sigüenza. Ha sido una maravillosa experiecia humana y poética. Siento que Terly no pudiese venir, espero que ya esté recuperado y que pueda cnocerle en Bilbao. Soy un desastre con mis intentos de colgar aquí el estupendo vídeo de Paloma y las fotos que hice. Aunque sea tarde, lo procuraré, si encuentro un alma caritativa que me guíe.
Os agradezco los comentarios a todos, uno por uno y os mando mi cariño y un inmenso abrazo.

Isidre Monés dijo...

Gracias a todos, fué un día inolvidable, y en compañía del Doncel, que lujo...