miércoles, 23 de noviembre de 2011

SERÁ ESTE OTOÑO

SERÁ ESTE OTOÑO


Un hálito de viento

posa efímeras coronas- encendidas de sed-

sobre grises aceras.

Hojas de olvido y anilladas saudades

derraman sus secas transparencias

de adelgazadas sombras.


Busco enraizarme en firmes rocas

como una vieja encina

que ahonda en ellas con tibieza de greda

y terquedad de tiempo.


Será este otoño que me crece dentro

y va durmiendo sus latidos en mis venas…

Será este otoño que me apaga

los tañidos del pulso

y los sueños me enturbia de hojas secas.



10 comentarios:

Mercedes Pinto dijo...

Puede que el otoño esté instalado en el calendario, pero las personas como tú siempre tienen el corazón en plena primavera, por eso no paran de brotar en él bellos poemas como éste.
Un abrazo, querida María.

Amando Carabias María dijo...

"Busco enraizarme en firmes rocas como u na vieja encina que ahonda en ellas con tibieza de greda y terquedad de tiempo".
Según mi humilde opinión aquí está la esencia de este poema que como siempre nos enseña un espíritu sensible y lleno de melancolía. Por mucho que el otño avance, si su paso se adentra en el venero de una encina, la hoja nunca caducará.

La Solateras dijo...

será ese otoño que me crece dentro

¡Qué belleza de verso, María! Y el poema entero, de gran profundidad.

Enhorabuena. Un beso.

Isolda dijo...

Será este otoño, que te inspira esos versos profundos y melancólicos. Pero sabes que siempre resurgirán las hojas.
Es más, serás encina enraizada en la roca. No dejes que los latidos se duerman en tus venas, arremete contra ellos, pero sigue escribiendo poemas como este.
Un beso, mi querida María.

ANTONIO CAMPILLO dijo...

En otoño se plantan, con la técnica del esqueje, muchas de las plantas de profundas raíces.
Después se debe esperar a la mágica transformación de las yemas de hojas en raíces que taladrarán el suelo en busca de un alimento necesario para la vida.
Plantar melancolía en otoño supone poseer vida en la estación de fructificación de la vida.

Un fuerte abrazo.

María Socorro Luis dijo...

Qué hermosísimo, qué tuyo...

Verso a verso, gota a gota, te hiere y te acaricia.

Besosbesos.

Leonel Licea dijo...

No sé si es el otoño, pero tu poesía con toda esa carga nostálgica me llega y me puede. Me emocionas, Marìa.
Un abrazo fuerte y un beso.
Leo

Beatriz Ruiz dijo...

Es imposible que yo pudiera expresar con palabras el significado del otoño melancólico...

Es fantástico María...

Besos...

catherine dijo...

Siempre queda la sed, una brasa, una llamita, una raíz a pesar del otoño anestesiante.
Otro hermoso poema esperanzador, muy tuyo.
Un beso, María.

SANTIAGO LIBERAL dijo...

el otoño me llena y tu poesía me llega.
Ha sido un placer leerte y saludarte