martes, 3 de enero de 2012

TIEMPO DE UVAS


TIEMPO DE UVAS


Bajo el sol, verdes uvas

van madurando su ácida existencia

de promesas de vidrio.

Discurren entre las cepas procesiones lentas,

sucesión de días como hormigas,

insectos laboriosos

de oscuro caminar en blancas hojas.

Arracimadas horas

en redondas cuentas de zumo…

Paganos rosarios en busca

de algún rito que redima su morir

en bocas de anónima sonrisa.


Caerá el verano, serán los blancos calendarios

puñados de rastrojos y pavesas

de risas en los campos.

Bayas que habrán tornado su acre jugo

en dulce contenido, oscuras cuentas

de augurios de ebriedad tras la vendimia…

Y tu risa y la mía, en racimos

de apresados cristales- y bodegas de estirpe-,

mostrarán denominación de origen

debidamente etiquetada:

Viñedos de quimeras e incumplidos destinos.

12 comentarios:

catherine dijo...

La vida en una finca de cepas...
¡Champagne! para tí, María.

Leonel Licea dijo...

No obstante esa quimera y los destinos incumplidos, el poema es hermoso. Una hermosura que va más allà del mero aspecto estético. Tus versos cuentan una historia, saben donde quieren llegar y no se pierden, crecen y llegan al final con una sentencia rotunda y bien construida. Me gusta Marìa, me gusta mucho.
Un beso enorme y un abrazo.
Leo

La Solateras dijo...

Un hermoso poema simbólico. Yo al menos lo interpreto como un símbolo de la vida, individual y colectiva. Y al final, la eterna quimera.

Muchos besos, María.

Nines Díaz dijo...

Me encanta este poema que no me canso de leer. Las imágenes y el contenido son de una belleza tan delicada y hermosa que me parece una maravilla.

Eres una gran poeta, Maria.

Un abrazo.

Isolda dijo...

Fantástico, querida María, eres una fabuladora-poeta magnífica! Ya lo sabes, pero no me canso de repetirlo. Brindemos pues, por la vida y siempre con besos.

María Socorro Luis dijo...

Vino, rosas y versos, María bonita.

Y abrazos ciertos.

Antonio Porpetta dijo...

Gracias, María, por tu cordial comentario. Tu "Tiempo de uvas" me ha encantado: tienes un poder metaforizador de muy alto nivel y hondo contenido poético. Enhorabuena.
Y un gran abrazo desde otra esquina de Madrid.

Rosa dijo...

Hermoso tiempo de Uvas corazón. Me ha encantado la última estrofa:
"... tu risa y la mía, en racimos de apresados cristales- y bodegas de estirpe-, mostrarán denominación de origen debidamente etiquetada" ¡que bueno!.

Un placer venir a leer esa poesía que lleva el sello dulce de tu voz.

Un abrazo con todo mi cariño María

ANTONIO CAMPILLO dijo...

Espléndidas metáforas arracimadas que se convierten en néctar burbujeante tras un intenso y tórrido verano y el fresco justo para que su transformación sea perfecta.

Un fuerte abrazo, María.

Mercedes Pinto dijo...

Qué bello poema a ese fruto que tanto significa en la historia del hombre, compañero fiel de sus mejores momentos.
Aquí estoy de nuevo, después de mis vacaciones blogueras, en tu casa, disfrutando como siempre. ¡Qué bien volver y encontrarlo todo como estaba!
Feliz 2012, amiga María.
Un abrazo.

Francisca Quintana Vega dijo...

Excelente poema,con hermosísimas metáforas y un perfecto uso del lenguaje cuando éste está al servicio de hondos sentires. Mi cordial saludo.

Francisca Quintana Vega dijo...

Excelente poema,con hermosísimas metáforas y un perfecto uso del lenguaje cuando éste está al servicio de hondos sentires. Mi cordial saludo.