domingo, 1 de enero de 2012

YA ESTAMOS EN 2012 ... SOLO LE PIDO A DIOS, CANCIÓN DE LEÓN GIECO EN LA VOZ DE MERCEDES SOSA



Ya han quedado atrás las uvas, los brindis con cava y la cena más o menos opípara. Todos hemos deseado a los demás felicidad y suerte. Todos- o casi todos-hemos pedido al nuevo año que mejoren las cosas... desde esta España, desde esta Europa, asolada y desolada por la profunda crisis que estamos viviendo, por la recesión económica que otros han provocado y nosotros tenemos que pagar, y muy pocos queremos- o podemos- dirigir nuestra mirada, nuestro pensamiento, a lo que está ocurriendo en esos lugares en los que la crisis es un estado permanente. Muy pocos, en estas fechas, desean pensar en el rumbo que va tomando la Humanidad.
Hay algo que me inquieta de manera terrible, el hecho es que a lo largo de la Historia, todas las grandes crisis han desembocado en una gran guerra, así se eliminan excedentes humanos y luego se tiene que construir lo destruido. La guerra genera trabajo e inversión, así de simple, así de trágico. Y si, de paso, se puede echar mano de materias primas y monopolizarlas- en este punto quizá pueda leerse petróleo- mejor que mejor. El poder económico se dispara y los países dependientes de la consiguiente fuente de energía tienen que pasar por el aro de los monopolizadores, si es que quieren seguir funcionando. En fin, os aconsejo que no miréis un planisferio, os asustaríais tanto como yo cuando veo que Irak está entre Siria e Irán, y que por el norte de este primer país- Siria- pasa uno de los oleoductos más importantes del mundo... las noticias nos cuentan que hay jaleo en estos dos países; algo se está preparando en el Próximo Oriente, casi oigo cabalgar a los Cuatro Jinetes.
¿A quién le han interesado los dictadores y genocidas subsaharianos? ¿A quién le ha importado la perenne hambruna del cuerno de África? Hasta ahora, a nadie que no fuese una ONG. Ah, se me olvidaba, en el Sáhara se ha confirmado que hay petróleo, incluso se habla de diamantes, ¿lo sabrán los saharahuis refugiados- lejos de su patria- en los campamentos de Tinduf?
Pues esto es lo que hay... pero, como de costumbre, se nos dirá que si la amenaza integrista, que si los musulmanes o los judíos, que si el dictador de turno- en el país al que le toque el turno, claro-, que si las armas de destrucción masiva. Ya nos sabemos el guión, incluso hay gente muy informada que se lo cree todo a pies juntillas, sin pararse a reflexionar sobre la infame manipulación mediática- de unos y de otros- que venimos padeciendo secularmente y que lió, por ejemplo, en 1898 la guerra que desembocó en la pérdida de Cuba- y de las últimas Colonias Españolas- y que se demostró que fue montada por USA con el estallido de un barco- acorazado Maine- en La Habana y un periódico norteamericano- propiedad de Hearst- de gran difusión.
Así que lo que le pido a 2012 es que todo esto que os digo se quede en agua de borrajas, que sean tan solo elucubraciones de una historiadora que vive en las nubes- ya que últimamente solo escribe poesía-. Y, puestos a pedir, pido también que quienes detentan el poder posean la cordura de evitarnos una guerra que tendría unas consecuencias mucho más catastróficas que las anteriores, entre otras cosas porque el objeto de la posible agresión bélica- Irán- tiene armamento nuclear. Y, además, nosotros fabricamos armas, aunque no sean nucleares, en algunos puntos, casi desconocidos para los españoles pero probablemente no para ellos- los servicios de inteligencia funcionan-, de nuestra geografía peninsular.
Y ruego, encarecidamente, que no nos olvidemos de quienes están ahora mismo metidos en guerras, en hambrunas y en destierros... que no les abandonemos a ese terrible territorio que es la indiferencia, el desamparo que supone mirar hacia otro lado ante el hecho de que se encuentran, geográficamente, lejos.
Desde aquí, con las palabras y la música de León Gieco, con la inolvidable voz de Mercedes Sosa, yo, que no soy nadie importante, tan solo un ser humano más, un mínimo eslabón en la cadena de la Humanidad: SOLO LE PIDO A DIOS.

Solo le pido a Dios
que el dolor no me sea indiferente,
que la reseca
muerta no me encuentre
vacío y solo, sin haber hecho lo suficiente.
Solo le pido a Dios
que lo injusto no me sea indiferente,
que no me abofeteen la otra mejilla
después que una garra me arañó esta suerte.
Solo le pido a Dios
que la guerra no me sea indiferente,
es un monstruo grande y pisa fuerte
toda la pobre inocencia de la gente.
Solo le pido a Dios
que el engaño no me sea indiferente
si un traidor puede mas que unos cuantos,
que esos cuantos no lo olviden fácilmente.
Solo le pido a Dios
que el futuro no me sea indiferente,
desahuciado está el que tiene que marchar
a vivir una cultura diferente.

León Gieco


12 comentarios:

ANTONIO CAMPILLO dijo...

María, haces un repaso impecable a una realidad que, esos a los que denominas "informados" y que sólo son adocenados, ni saben ni quieren saber. Su credibilidad raya en la imbecilidad. Su sometimiento a la desinformación adoctrinadora es irracional.
Lo único que nos falta por saber es por qué el país supuestamente más poderoso, EEUU, está vendiendo miles y miles de millones en material de guerra a Irak, país al que ha asolado en benefico propio. ¿Cómo? ¿Qué dice usted? Sí, es cierto. Aviones de última generación y todo el material que experimentó contra ellos, mejorado, ahora lo vende una de las sectas islámicas minoritarias del país ¿para dominar a la otra? ¿Para provocar y detener el lío al que aludes en la región? ¿Qué hace usted, impresentable y democrático EEUU?
María, estamos esperando demasiado tiempo lo que nos canta Mercedes Sosa para haber caído otra vez en la trampa de los votos. Esta España de pandereta, peineta y decisiones dictatoriales, no es nuestra España. La empiezan a transformar en un país en el que todo vale porque todo lo va a admitir la sociedad.
El regalo de la finca saharahui a uno de los mayores sátrapas, "hermano" de nuestro rey, fue una de las decisiones de los antecesores de los insignes gobernantes actuales. Amén.

Un fuerte abrazo, María.

La Solateras dijo...

Mi querida María,

Tu implacable lucidez nos pone ante los ojos las verdades del barquero. Gracias por recordarnos la injusticia, gracias por recordarnos el dolor de los más pobres provocado por los poderosos.

Nos haces falta, María.

El 2011 que se ha ido me ha dejado dos hermosos regalo: tu maravillosa poesía y, sobre todo tu amistad.

Un abrazo apretado intentando soñar con la esperanza.

Isolda dijo...

Querida María: Impresionante tu claridad en la exposición. No admite réplica. Antonio añade más elementos a este mundo que se nos viene encima. Pero tú sabes, de mi predisposición a encontrar, aún cuando no exista, el lado bueno de la vida. Parte de ella eres tú. Que el año que hoy empieza, te traiga lo que más deseas, que lo traerá y lo veremos.
Muchos besos recién estrenados.

Blanca Langa dijo...

"En esta aldea antropófaga llamada mundo" (como escribió Gloria Fuertes) nos hace falta más gente lúcida y sensible como tú. Una entrada de blog demoledora. Pero tienes razón. Ojalá que todo vaya bien en este nuevo año.
La vida en el 2011 me ha arrebatado buena gente, pero también me ha regalado la amistad de personas maravillosas como tú, María. Feliz año.
Un grandísimo abrazo.

Rosa dijo...

Mi querida María, gracias por no callar, por sentir, por no quedarte sentada ante la injusticia de este mundo cada vez menos nuestro...

Y aún más: GRACIAS (en mayúsculas) por ser una de las mejores cosas que me han pasado en el 2011. Te espero en este nuevo año para unirnos por un mundo mejor.

Un abrazo enorme corazón

PEPE LASALA dijo...

Precioso blog María, aquí tienes un seguidor más. De todo corazón te deseo un Feliz 2.012 y que el Niño que ha nacido te bendiga a ti y a los tuyos. Un fuerte abrazo desde el blog de la Tertulia Cofrade Cruz Arbórea.
http://tertuliacofradecruzarborea.blogspot.com/

Nines Díaz dijo...

Gracias, Maria, por esta brillante y lúcida exposición de una situación que no es ciencia ficción sino cruda realidad mal que nos pese.

Me uno a esos deseos tuyos acompañados de esta canción de Violeta Parra que es un todo un himno de solidaridad.

Un abrazo muy fuerte.

Manuel dijo...

Querida Maria: sentir que mi voz no es un solo grano de arena, sino parte de una enorme montaña, es alentador.

Y tu me has dado ese aliento.

Ahora solo queda modelar la montaña entre todos, darle forma precisa, sólida, inexpugnable.

Los seres como tu son los llamados a esa tarea.

Un beso.

María Socorro Luis dijo...

Estoy contigo, María. En todo lo que dices, en todo lo que sientes.

Abrazo con todo mi cariño y toda mi también rebeldía.

Beatriz Ruiz dijo...

Me encantaría escribir que estás equivocada. Nada más lejos de la realidad.

Me gustaría ver el lado bueno y no lo encuentro. Lo siento Isolda.

Pero a pesar de todo aquí estamos y espero que por mucho tiempo...

Besos para todos...

ruben dijo...

Me enorgullece ver palabras tan dignas, y con desprecio al miedo. La Gente, Nosotros, Todos, necesitamos palabras Valientes. Estimada Amiga, si así puedo llamarla, como dije muchas veces, nuestra vida es corta, y por cualquier motivo nos iremos. Pero de lo que estoy seguro es que no quiero irme sin dar mi palabra, pobre o brillante. Sígala dando, muchos entenderán.
Con todo respeto la saluda Rubén Savarino

Anónimo dijo...

No se puede ser más contundente que lo has sido tu MAría, para denunciar la situación mundial y penosamente solo se mueven los que casi nada pueden hacer.
Las conciencias de quienes pueden y deberían hacer; no algo, sino mucho, siguen impertérritas ante los acontecimientos.
Valiente y sensible denuncia MAría, eres tu en estado puro.
Terrón de tierra.