sábado, 7 de marzo de 2009

SANTIAGO MÉNDEZ ALPÍZAR: CON CÉSAR VALLEJO




CON CESAR VALLEJO



Mañana fue el olvido. Sólo llegamos los impuros

Los sucios por dentro / por siempre

He puesto a remojo la memoria

Una mancha azul - como la ausencia - cubre el cielo
Dios está de fiesta

Su alegría zarandea en los suburbios / los presos de conciencia /

Dios / cada vez más cerca / por videojuego

Mañana fue el olvido

Me calzo como un hombre /

leo en la nostalgia del amargo
en la telaraña dejada por sus versos

Versos
si lo fueren
como agujas que germinan
filosos versos de punta y hacia el cielo

Todo lo que me falta tiene nombre

Así se me permite componer el mío las veces que suba o baje a los infiernos
Así careceré de ser inadvertido

Bajo la alharaca de la ciudad /
en la sombra del Pont Neuf comíamos cebollas y lágrimas

Potaje de zanahorias y tomate donde la china de Pigalle

Pero nada de esto tiene caso lo reviva

Cesar Vallejo ha muerto /

le pegaban duro con un palo y duro con una soga /

Yo le vi sangrar /

babear la sangre /

Le vi morir por todos

- le dejé morir - acaso -

Mañana fue el olvido

Y en todas estas calles pensadas para estar calmosos
se beberán cervezas y saldrá el sol

Los caracoles mostrarán sus antenitas

Otro hombre pasará con otro pan al hombro /
los obreros celebrarán el gol de la Selección Nacional /

En los medios el triunfo del friqui de moda


Martes 10 / 6 / 08.
Madrid. Atocha.

5 comentarios:

Efory Atocha dijo...

Muy amable de tu parte publicar uno de mis poemas herrumbrosos.

Saludos y mucha suerte en la próxima lectura.

SM / Chago

RAFAEL LIZARAZO dijo...

Mujer...

Que cada día de tu vida traiga:

La sonrisa de un amigo, mucho amor,
una esperanza fresca cada mañana,
el recuerdo de un momento inolvidable, un futuro lleno de esperanzas e ilusiones y la posibilidad de que tus sueños se hagan realidad.

Con amor:

Rafael Humberto.

Maria Sanguesa dijo...

Gracias, Chago, tus poemas nunca seán herrumbrosos, tienen mucha luz propia, pase el tiempo que pase. Cariños: María.

Maria Sanguesa dijo...

Siempre tan generoso y tan sensible, Rafael, visité tu blog para el día de hoy y quedó precioso. Un beso.

Efory Atocha dijo...

No, querida María; son herrumbrosos por natura. (aquí me río)Herencia, o empeño, no sé, del maestro Piñera.

Más saludos.