lunes, 29 de marzo de 2010

NORA ALARCÓN: ALFA Y OMEGA



Lo prometido es deuda, aquí tenéis el último poema que Nora me ha hecho llegar. Es un poema breve, cargado de nostalgia, desde esa visión, tan suya, de filtrar los sentimientos por la óptica de la naturaleza que le rodea. Precisamente, ese punto de vista es lo que hace que su obra tenga un sello de autoría inconfundible. El amor, el desamor, la tristeza, la añoranza... cualquier emoción del ser humano, siempre es situada entre elementos de su paisaje interior, reflejo directo del paisaje exótico y salvaje en el que transcurrió su infancia.


ALFA Y OMEGA

Un beso
encadenó ríos
a un solo cauce
Amante de un curso
perdido entre las aguas

Quién estará ahora en la corriente
mientras ese gorrión
fluye en otros escenarios

Deja, ya fue
nada se puede detener
No tiene remedio.

15 comentarios:

Amando Carabias María dijo...

Como ya nos descubrieron los románticos, el paisaje exterior influye de modo determinante, sobre todo a personas sensibles, en nuestros sentimientos y en nuestra forma de expresarnos.
Nora, desde luego, demuestra bien a las claras toda su sensibilidad.

Isolda dijo...

Se cerró el círculo, pero nuevos besos se encadenarán a un solo cauce. Y todo volverá a ser.
Besos para Nora y para tí, María.

Flamenco Rojo dijo...

Nosotros, tus amigos, estamos en esa corriente...

Enhorabuena a Nora y gracias a tí, María, por dejarla aquí.

AlenaCollar dijo...

Me ha gustado el poema. Es sencillo, breve, concreto y sugerente.
La concisión en poesía me parece muy deseable, cuando a su través se sugiere.
Este poema lo hace.
Besos a tí y un cordial saludo a la poeta.

Nora Alarcón dijo...

Querida María

Agradezco infinitamente tu calidad humana. Te espero en Ayacucho entre guitarras, arpas y charangos con unas canciones andinas.
Un brindis y vamos adelante.

Con el cariño eterno

Lely Vehuel dijo...

Hola,aqui ando conociendo nuevos lugares,paseando por tu sitio me gusto mucho,tienes un muy buen blog,yo seguire pasando y te espero de visita por Peregrino de Sabiduria o por Cuentos y Orquideas,mucha luz y hasta pronto...

©hannibal dijo...

Como Heraclito en ese río me bañaré.
Felicidades a Nora, por su manantial poético.
Y gracias a ti, por tus cálidas palabras en mi blog. Lo que Nora dice es cierto: Tienes calidez humana, bueno en el caso mío, calidez blogera.

saludos
hannibal

Maria Sanguesa dijo...

Cúanta razón tienes, Amando, el paisaje que nos envueve pasa a ser parte de nuestra psiquis, de nuestro mundo interior, y lo reflejamos en nuestras palabras, como espejo de nuestros sentimientos. Y Nora lo hace muy bien. Besos.

Maria Sanguesa dijo...

La vida es una sucesión de ciclos que se han de cerrar, para abrir otros nuevos. Todo volverá a ser para Nora, sus cauces nunca estarán vacíos de sueños, ni de afectos. Muchos besos, desde mi propio cauce.

Maria Sanguesa dijo...

La corriente de los afectos, Flamenco, es la que impide la sequía del alma. Y sé que estáis ahí. Y espero que Nora también lo sepa. Un fuerte abrazo.

Maria Sanguesa dijo...

Totalmente de acuerdo contigo, Alena, la poesía de Nora es así, concisa y sugerente. Su último poemario, Alas del Viento, me dejó impactada por la belleza de imágenes que podía crear con un léxico muy depurado y, en apariencia, simple. Gracias por todo, querida amiga, tus oportunos avisos no tienen precio, ya sabes a lo que me refiero, anda suelto algún que otro sinvergüenza por la red y una va un poco despistada. Te mando un abrazo bien fuerte.

Maria Sanguesa dijo...

Siempre adelante, querida Nora, en todas las facetas de la vida. Y espérame en Ayacucho, no faltaré a esa cita, aunque aún no puedo ponerle fecha, pero sé que iré. De la gente que va y viene por nuestras vidas, vas espigando y te quedas tan sólo con quienes te muestran una auténtica calidad humana. Aquí hay algunas que siempre me acompañarán en mi mundo de afectos. Y, por supuesto, tú estás entre ellas. Un beso.

Maria Sanguesa dijo...

Te visitaré de nuevo, Lely, un afectuoso saludo.

Maria Sanguesa dijo...

Gracias por tu comentario, Hannibal, en mi nombre y en el de Nora. Y es verdad, nadie se baña en el río dos veces, porque todo cambia en el río y en quien se baña...me gusta Heráclito, y me gustan tus palabras. Un abrazo.

COLOQUIOS Y CONGRESOS dijo...

ESTAN INVITADO
http://congresointernacionaljmarguedas.blogspot.com/