martes, 18 de diciembre de 2012

TIEMPO DE ADVIENTO





TIEMPO DE ADVIENTO

Tiempo de Adviento,
la Navidad llama a nuestra puerta…
Estrellas de cartón y purpurina,
espumillones y oropeles
en busca de una magia que no existe.

La magia se perdió entre la pobreza
de esos niños que no tendrán juguetes,
ni pavo, ni cordero, ni turrones,
sólo un trozo de hambre sobre el plato
en rasgados manteles de miseria.

La magia se perdió entre los desahucios,
los exiguos subsidios- cuando hay suerte-,
los parados, sin un solo mendrugo
de esperanza que llevarse a la boca,
ni trabajo a los hombros,
quebrados bajo el peso de la infamia.

La magia se perdió entre quienes luchan
por mantener lo poco que les queda
y en vez de apoyo encuentran muerte
en el páramo atroz de la injusticia,
que hunde sus vidas y suslogros.

Una vez más llega el Adviento
con sus falsos luceros de neón,
sus anuncios llamando hacia el consumo
sobre un mar de bolsillos remendados
que van remarcando carencias.

Pero los dueños de artificios,
los de siempre: políticos corruptos
e impasibles, banqueros desalmados,
compradores de tiempos de desdicha,
expertos inversores sobre ruinas…

Descorcharán la sangre de su pueblo
y brindarán sobre los muertos,
para beber sus desventuras
en copas de oscuros euros y dolor
junto a delicatessen de ladrillos,
tartaletas rellenas de infortunio
y canapés untados de desgracias.

Una vez más llega el Adviento,
la Navidad repica tras la puerta…

Si es que queda puerta en que llamar.

11 comentarios:

Amando Carabias María dijo...

Pero no nos pueden quitar la poesía, porque la poesía también se puede tornar grito.

La Solateras dijo...

En Navidad la injusticia se cubre de luces y muérdago. Pero duele más todavía-

Un beso fuerte, María.

Isolda dijo...

Qué hermosura siempre tus poemas, aunque esté repleta de injusticias y corruptelas. La magia se perdió pero la poesía no.
Besos, querida María.

catherine dijo...

Un poema de Navidad u Adviento "diferente" que no me sorprende del todo conociendo a la que lo escribe. Lo decía Blas de Otero: "me queda la palabra", nos queda la palabra, a tí en especial. Un beso, María.

ARVIKIS dijo...

Estupendo poema que pone al descubierto la realidad de una España precaria que parecía olvidada en la historia. La Navidad vuelve con el rostro avergonzado .
¿El futuro era esto? A ver si hay suerte y mañana se acaba el mundo, el mundo de estos sinvergüenzas que nos han robado hasta los sueños. Un abrazo.
Javier

María Socorro Luis dijo...

Desgarradora y real crónica del momento.

Días para llorar las lágrimas del mundo.

Contigo, querida María, con todos tus sentimientos.

Mi abrazo enorme.

ANTONIO CAMPILLO dijo...

Querida María, voy a poner junto al poema que ya recomendé en su día, de Amando, una reseña directa al inicio del blog de este poema tan real, tan pleno de justicia, tan perfecto poéticamente y tan lleno de esperanza, si es que existe esta palabra.
Es grandiosa la labor que has hecho al escribirlo con este estilo tuyo tan personal como único.
A la vez lo recomendaré en todos los círculos de g+ y f.
Es excepcional, María.
Con la tristeza que fluye del poema no me resisto a desearte
¡SALUD Y PAZ EN ESTAS FECHAS QUE DEBERÍAN SER ENTRAÑABLES PARA TODOS Y QUE 2013 TE DEJE ESCRIBIR POESÍA QUE ACABE CON LA DESGRACIA Y QUIENES LA PROVOCAN!

n fuerte abrazo, María.

Nines Díaz dijo...


Lo dice espléndidamente tu poema, María, las falsas luces de Navidad, hoy mas que nunca, no cubren la desgracia que denuncias.

Mis mejores deseos con un fuerte abrazo.

Maria Sanguesa dijo...

Muchas gracias por vuestros comentarios, queridos amigos, que nadie apague nuestras voces, ni que nos falte la fuerza y el amor necesarios para conseguir cambiar las cosas y alcanzar un mundo mejor. Os abrazo con todo mi cariño y gratitud.

Blanca Langa dijo...

Habrá quien diga que tu poema no es políticamente correcto. Da igual. Lo triste es que es cierto del primer al último verso. Ojalá que el próximo año sea un poco mejor. Gracias por hacernos reflexionar.
Cuídate mucho, María. Que empieces bien el año. Un abrazo grande.

Blanca Langa dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.