lunes, 4 de marzo de 2013

DESDE TAN ATRÁS


Imagen de Internet

DESDE TAN ATRÁS

Perderse en el tiempo, este tiempo que derrama su cansancio sobre ti, este tiempo del que has emergido desde tan atrás, como un nadador -o un náufrago-, empapado de vida, impregnado del salitre que dejaron los años sobre tus cabellos. Perderse en ti, en el acerbo arco de tus labios, amarga cimbra que impide que me alcancen tus palabras. Sólo ellos, tus labios, me hipnotizan… se curvan, se cierran, se abren dejando escapar sonidos que no comprendo. Sonidos que se diluyen en el aire, mientras miro tu boca, la de entonces, la de ahora. Perderme en tu boca, capturar las palabras con mi lengua, apresándolas, para que no se deshagan en el aire, sus letras firmes como tus dientes, húmedas como peces de saliva.
Y esta luz que me atrapa, surgida desde un grito que se adentra en mis pupilas, es la voz de tus ojos. Ellos me llaman con nombres que no conozco, con extraños nombres de agua,  que me envuelven como olas. Nombres de arena que me cubren de cuarzo, multitud de partículas -como tamo de astros-, residuos de un pasado inasible, lejano, lejano…
Y te miro y me pierdo en el tiempo, ignoro tu nombre. Y los nombres se agolpan como gotas de agua. Al filo de mi boca se agita un vuelo de vocales, se agarran a mis labios; las consonantes permanecen en la sombra.  Estás ante mí, náufrago del tiempo, nadador del espacio. No sé quién eres, sólo sé que te amo. Y que esto es un sueño.

María Sangüesa

12 comentarios:

JOSÉ LÓPEZ MATEOS dijo...

María...me he encantado entrar en tu blog y leer tus creaciones. Los sueños a veces estás basados en realidades...sobre todo si son de amor....el amor mueve el mundo, y sus recuerdos siempre se quedan en nuestros pensamientos.Como habrás visto tengo en mi blog muchos poemas de amor: Uno de ellos termina así, refiriendose a los sueños:
Y mientras exista un silencio,

mientras exista una espera,

y mientras exista el mundo

y existamos yo y ella,

y ese mundo que es de sueños,

y mientras las palabras nunca mueran,

yo quiero seguir soñando

que mi gran amor

fue y ha sido siempre ella…
Un beso.

Maria Sanguesa dijo...

Gracias por tu visita, José, y por tu poema. Me gusta esta sincronía poética de inmersión onírica. Te dejo aquí otro beso, poeta.

Isolda dijo...

Ay María, qué hermoso texto; no puedes evitar la poesía. Lo leo y vuelvo a leer, porque tus palabras dicen tanto! Aunque sea un sueño.
Mucos besos, querida.

La Solateras dijo...

Con esas ensoñaciones da ganas de no depertar jamás. ¡Qué maravilla, María!

Un beso

Mari Carmen Azkona dijo...

“Al filo de mi boca se agita un vuelo de vocales, se agarran a mis labios; las consonantes permanecen en la sombra. Estás ante mí, náufrago del tiempo, nadador del espacio. No sé quién eres, sólo sé que te amo. Y que esto es un sueño.”

Y un bello sueño, María, es tan hermoso… No sé cuántas veces el leído el texto, sobre todo este final. Como dice Ana, da pena despertar.

Besos y abrazos.

catherine dijo...

Perderse en el tiempo,en un sueño que hace renacer recuerdos lejanos, lejanos... y tan vivos. Un poema de sirena amorosa.
Mucho besos, María.

Nines Díaz dijo...


Hermosísimo texto, Maria, para definir la intensidad del amor por la palabra..

Un gran abrazo.

David C. dijo...

Excelente poema.
Saludos
David
Pd: He escrito una historia en mi antiguo blog Cine para usar el Cerebro, se llama "Todos podemos ser gerentes". Te invito a leerla.

María Socorro Luis dijo...


Precioso texto poético.
Un amor soñado puede ser mas intenso y vivo que un amor real.

Cariños, poeta.

ANTONIO CAMPILLO dijo...

Un sueño tan exquisito como su prosa poética perfecta. Siempre he pensado que encontrarse con una personalidad tan potente y peculiar, tan deseable y satisfactorio, debe poseer tras su pelo con sal cristalizada, una vida tan inimaginable como rica en acontecimientos.

Un fuerte abrazo, querida María.

nOranthOlOgy dijo...

Hace mucho tiempo que no entraba a leer tu Blog y me encanto como siempre!

Amando Carabias María dijo...

¿Sueños que avanzan hacia la realidad? ¿Realidad que emerge nuevamente en los sueños? En todo caso feliz literatura, cuidada como un espejo recién bruñido. Y como bien dice Isolda, con el toque melodioso de tus poesía que no puedes olvidar