martes, 26 de febrero de 2008

RECITAL DE POESÍA :EL DOLMEN


El miércoles día 27 de febrero a las 19.00 horas, entrada Doctor Esquerdo, 36, Madrid

‘Poesía al Dolmen’ en el Auditorio del Museo Casa de la Moneda de Madrid

El encuentro poético ‘Poesía al Dolmen’, se enmarca dentro de la programación de actividades culturales y artísticas encuadradas dentro de la I Primera Exposición Internacional Dolmen de Dalí, que aglutina a 169 artistas y 184 obras en Museo Casa de la Moneda y Hotel Convención. Asociación de Vecinos Barrio Goya y Grupo Dolmen de Dalí son los organizadores, contando con la coordinación y el comisariado del crítico de arte Joan Lluís Montané y con la colaboración de entidades, medios de comunicación, partidos políticos, empresarios, ciudadanos y, especialmente, de Museo Casa de la Moneda, Hotel Convención, ABAC-Benlliure, La Chocita del Loro, La Pasión de Sofía y restaurantes y bares de la zona de Goya.

‘Poesía al dolmen’ tendrá lugar el próximo miércoles día 27 de febrero en el Auditorio del Museo Casa de la Moneda a las 19.00 horas, entrada por Doctor Esquerdo, 36. Metro O’Donnell. Madrid. Agrupa a once poetas, intelectuales, pensadores, críticos de arte, escritores, artistas plásticos y novelistas de América y Europa. Juan Antonio Aguilera, Francisca Blázquez, José Carlos Colorado, Agustín Espina, Alberto Lauro, Joan Lluís Montané, Nadia Nosenso, Jaime B. Rosa, María Sangüesa, Delfín Yeste y Leo Zelada.

Juan Antonio Aguilera es un estudioso e investigador ocultista, miembro del Grupo Dolmen Dalí y del Centro Iniciático Prometeus, activista sindical y social, además de coordinador ejecutivo de la Primera Exposición Internacional Dolmen de Dalí, exposición de 169 artistas plásticos, de cuatro continentes, ideada, comisariada y coordinada por Joan Lluís Montané.

Francisca Blázquez, artista multidisciplinar, creadora del Dimensionalismo, teoría espiritual y mística, geométrica y dimensional, autora de más de 69 exposiciones individuales y 350 colectivas en 15 países de tres continentes, pintora, autora y propietaria en exclusiva de la animación ‘Universo Dalí’. Escribe poesía y relatos cortos, publicando en Lord Byron Ediciones, además de recitar poemas en sus exposiciones de pintura de alcance internacional. Posee obra en importantes colecciones públicas y privadas de Europa y América.

José Carlos Colorado, ciudadano, se forma en diversas disciplinas como antropología, literatura y, sobre todo, historia y cultura clásica greco-latina y de la antigüedad. Ha vivido en Viena, en Moscú durante la perestroika y diez años en Bangkok. Ha viajado intensamente por más de cincuenta países de tres continentes; de México a Japón.

Habla siete idiomas, entre ellos ruso, alemán y tailandés.

Agustín Espina, nace el 7 de agosto de 1959 en Ribadeo (Lugo), residiendo en la actualidad en Valladolid. Artista multidisciplinar, pintor y escultor, además de diseñador gráfico y excelente poeta. Ha publicado diversidad de libros, entre los que cabe citar ‘Al alba’ (poemas ilustrados), tirada de 1000 ejemplares a todo color, habiendo participado en diversas ediciones de la Antología de la Poesía Iberoamericana de Lord Byron Ediciones.

Alberto Lauro, Poeta, escritor y periodista cubano. Ha conseguido numerosos premios literarios, entre los que cabe citar el Mirta Aguirre, el Caimán Barbudo, el David, Literatura 86, La Edad de Oro y el Premio de la Ciudad de Holguín. Es autor de los poemarios ‘Con la misma furia de la primavera’ (1987) y ‘Cuaderno de Antinoo’ (1994), entre otros. En 2005 ganó el premio Odisea de Literatura en España, país donde reside hoy, con su novela ‘En brazos de Caín’.

Joan Lluís Montané, crítico de arte, nace en Barcelona, 1957, es miembro de las asociaciones: Asociación Internacional de Críticos de Arte, Asociación Española de Críticos de Arte, Asociación Madrileña de Críticos de Arte y Associació Catalana de Crítics d’Art. Ha dirigido revistas de arte, entre ellas Marte y ha sido redactor jefe de Revistart, entre otras. Escribe más de 8.000 críticas, colabora en revistas de Japón, España, Italia, Portugal, Argentina y Estados Unidos. Ha publicado diversidad de poemas en Lord Byron ediciones, asimismo novela corta en diversas editoriales. Ha sido comisario de más de 400 exposiciones individuales y colectivas en diferentes países: España, Italia, Portugal, Estados Unidos, etc.

Nadia Nosenso, nace en Génova, Italia. En su educación se alternan artes y deportes. Estudia danza clásica y participa en obras de teatro. Licenciada en Ciencias Políticas. Practica esquí acuático y alpino. A los 16 años se convierte en campeona de Italia. Durante siete años representa a la selección nacional italiana de esquí alpino. En 1993 publica la obra “Vita nell infinito”, su primer libro de poesía, obteniendo varios premios y reconocimientos en el país trasalpino. El segundo libro de poesía fue “ Nuvole que si diradano”. En 1995 presenta en el Ateneo de Málaga sus dos libros de poesía traducidos al español por el poeta Ignacio Caparrós. En 1997 publica en Italia su primera obra en prosa “ Amore oltre le barriere”. A continuación en 1999 la creación titulada “Guidata dalla luce dell’amore”. En España traduce y publica sus obras: “ Amor más allá de las barreras “, “Guiada por la luz del amor “ y “ El Jardín del saber”. Con la editorial E.L.A., Ediciones Librería Argentina, ha participado en programas de televisión, e impartido numerosas conferencias.

Jaime B. Rosa, licenciado en filosofía (València). Doctor por la Sorbona (París IV). Poemarios: Nubes digitales, Océano claxon, La estación azul, Yo leopardo/I leopard, De rizo soplo, Lugar de polen/The pasaje of polen, Mar textil fragmentado/Sea of fragmentary textile, Elipsis, Manzanas cuadradas de sabor numérico/Savoured numerically squared apples, Tanteando el alba. Novelas: Arlequín en el laberinto, Las cuatro caras de la pirámide negra, Hilo de seda/Fil de soie, Maremagno o las siete piedras, El embalsamador. Ensayos: Creación y destrucción en la vida y obra de Rimbaud, Méthodes descriptives balzaciennes, matérialité et spiritualité dans les personages du Père Gorrito de Balzac.

María Sangüesa, nace en Alhucemas, Marruecos, 1955. Cursa Bachillerato en las Madres Escolapias de Valencia y el Instituto S. Vicente Ferrer. Publicidad, Arte y Decoración en las Escuelas Oficiales de Madrid y València, respectivamente. Licenciada en Historia de España, por la UNED. Corresponsal en Madrid de la revista Arte de Valencia. Colaboraciones con la revista digital Dreams and Marquets. Colaboración con la revista literaria ALGA. Publicaciones de trabajos de investigación histórico-artística para la UNED: Santuario de Cortes, Gótico rural: S. Sebastián de Munera.

Delfín Yeste, viene al mundo en tierras de Albacete, decantándose por el teatro, poesía y expresión corporal. A los 13 años debuta como actor y ayudante de dirección en la obra ‘La redención del enemigo’, vivió en Canarias, declama sus poesías en toda España, Portugal, Francia y Alemania. Escenifica poéticamente cada una de sus representaciones. Libros: ‘Trazo de viento entre las manos’, ‘Lucía de la mañana’, etc. Algunos de sus premios: Finalista Premio León Felipe 1980, Trofeo de Plata de la Gomera.

Leo Zelada, Lima, Perú (1970), es uno de los más reconocidos poetas latinoamericanos de la actualidad. Fundador del Grupo Neón, estudió filosofía en la Universidad Nacional Mayor de San Marcos. Ha publicado los libros de poesía: ‘Delirium Tremens’, ‘Diario de un Cyber-punk’ y Opúsculo Nosferatu a punto de amanecer. Publica la novela American Death of life y la traducción de la antología poética del Imperio Inka (Madrid, 2007). Entrevistas y notas periodísticas sobre su obra han sido publicadas en los diarios españoles El País (suplemento Babelia), ABC (suplemento ABCD), La Razón, El Mundo y EFE; en los diarios El Universal, en el Suplemento Arena del diario Excélsior de México; Clarín y Página 12 de Argentina, en El Comercio y La Revista Caretas del Perú; en diarios Latinos de USA y Latinoamérica. Editor y compilador de las antologías Nueva Poesía Peruana (Lima, 2003), Poesía Española Contemporánea (Madrid, 2005) y Nueva Poesía Hispanoamericana (Madrid, 2007).Actualmente reside en Madrid.

A pesar de que en Puerto Banús hay esculturas de Dalí ocupando una de las calles perpendiculares al paseo marítimo (véase ‘Gala asomada a la ventana’, ‘Rinoceronte de Dalí’, ‘Escultura de Perseo’, ‘Elefante cósmico’, ‘Caballo con jinete tropezando’, etc.)

o podemos localizar en lugares públicos esculturas alrededor del Teatre-Museu Dalí de Figueres, entre otros sitios de nuestro país, el Conjunto Monumental Dolmen de Dalí de Madrid, situado en Plaza Salvador Dalí, es el único que fue diseñado expresamente

para ocupar una plaza pública y que, además, fue donado. Realmente es un conjunto monumental cargado de poesía, evocador y telúrico. Un grupo de poetas hemos querido homenajear al genio de Cadaqués y es por este motivo que se ha creado el opúsculo titulado ‘Poesía al Dolmen’.

En su época de estudios, en la Residencia de Estudiantes de Madrid conoció a Federico García Lorca, con quien mantuvo años de amistad. Aunque fue un personaje popular quien unió Dalí con la poesía y la literatura: Lidia Noguer, hija de la Sabana, la última bruja que existió en Cadaqués. Tuvo una fonda y alojó a Picasso y Eugeni d’Ors, después su marido se suicidó y sus dos hijos se volvieron locos. Lidia, que malvivía del pescado, conoció a los Dalí, contactando, a su vez, con Federico. El poeta granadino escribió de Lídia: ‘La locura de Lídia es una locura húmeda, suave, llena de gaviotas y langostas, es una locura plástica. Don Quijote anda por los aires y Lídia por las orillas del Mediterráneo. Ésta es la diferencia’.

Dalí, no solo mantuvo amistad con el poeta andaluz sino que fue con el poeta ampurdanés Carles Fages de Climent con quien siguió una relación de muchos años, ilustrándole el libro titulado ‘Les Bruixes de Llers’. Asimismo volvieron a colaborar en ‘La Balada del sabater d’Ordis’ en 1954, cuyo prólogo fue escrito por Eugeni d’Ors y el epílogo por Dalí. Otra colaboración fue en 1961 en el homenaje que la ciudad de Figueres tributó al genio del Empordà. Los versos de Fages fueron completados

por dibujos de Dalí, hechos en una sola noche y en un único cartón. Por otra parte señalar que el propio Dalí homenajeó al poeta catalán con motivo de su muerte con la realización del cuadro ‘Crist de la tramuntana’-‘Cristo de la tramuntana’, creado en relación a uno de los versos más populares de Fages titulado: ‘Oració al Crist de la Tramuntana’-Oracion al Cristo de la Tramuntana’.

Joan Lluís Montané

Poeta, novelista y crítico de arte

domingo, 24 de febrero de 2008

Calle de la Compañía, Ángel Luis Romo

Con este poema del libro: Se diría que nadie, ed.Vitruvio, de Ángel Luis Romo, tenemos una tercera visión de la noche. Son tres poemas muy distintos, tres maneras diferentes de vivir y sentir la ciudad bajo la luna. Gracias a Chema y a Ángel por sus versos, entre los tres hemos conseguido esta pequeña trilogía noctámbula, que yo he querido situar en Madrid.

CALLE DE LA COMPAÑÍA

Entre tus densos muros
el eco de mis pasos
percibo rodeado de silencio.
Farolas amarillas
provocan esas sombras
que buscan acomodo en tus recodos,
y asoman los fantasmas
-sueños malencarados-
que intuyeron Torrente y Unamuno.
Paso de puntillas por San Benito,
y miro de reojo al Cañizal
en su apagada piedra
hecha de soledad.
A estas tan altas horas,
no me acompaña nadie en esta noche.
Paradoja de un nombre:
¿no serán esas sombras misteriosas
las que vienen conmigo?

LARGA NOCHE

A quienes no somos noctámbulos habituales, siempre nos produce un cierto asombro la intensa vida de la noche madrileña. Tengo conocidos, de toda edad y condición, que se declaran animales nocturnos. Ellos sabrán sus particulares motivaciones...
Las noches madrileñas son variopintas, según las edades. Los fines de semana abundan los estudiantes, mucho de ellos adolescentes, que se van de "marcha" y botellón. También son, para muchos otros, noches de cine, de teatro, de copas entre parejas y amigos que se reúnen para evadirse del cansancio del trabajo que han generado durante toda la semana. Y también están quienes viven la bohemia de las noches más golfas, aquellos que ahogan su angustia vital dentro del vidrio de una botella, apurando hasta la última gota de alcohol para olvidar su carencia de ilusiones, su falta de rumbo en la vida y su incapacidad de afrontar responsabilidades, comenzando por la de su propia vida. Para ellos la noche siempre es una larga noche.

LARGA NOCHE

Larga noche que finge falsas lunas

de eléctrico artificio y resplandor.

En las aceras, lágrimas de asfalto

se derraman entre tus pasos y el neón.

Estrellas que se apagan en farolas

sobre calles de embustes y bombillas.

Un bosque de suspiros va trepando

entre enrejados de luces y dolor.

Cada paso resuena en tus oídos

con un batir oscuro de aguas presas:

recuerdos que aún habitan en tus venas.

Solo estás ante la noche y el alcohol.

En los cristales te miras reflejado,

y ves el rostro amargo de un traidor.

viernes, 22 de febrero de 2008

La cueva iluminada, Chema Barredo

LA CUEVA ILUMINADA


El humo que circula entre las manos

nos hace soñar con otro tiempo

y la lluvia dorada del alcohol

desata las palabras, evidencia,

la noche será de siete horas

otra vez

para besarse y reír, furtivos

en la calle que no es nuestra.

Voraces tomamos las horas prestadas

porque la vida nos concede

una segunda ocasión

para bebernos el mundo.

La cueva iluminada nos aguarda

igual que cuando fuimos

los dueños de la vida.

miércoles, 20 de febrero de 2008

Exposición: Dolmen de Dalí, Madrid


Desde ayer, 19 de Febrero, Hasta el 9 de Marzo, puede visitarse la exposición que conmemora el centenario de Salvador Dalí y que tiene como tema el monumento de este insigne artista denominado El Dolmen, que se encuentra ubicado en la plaza de Salvador Dalí de la ciudad de Madrid.
La exposición se encuentra repartida entre dos amplios espacios: el Museo de la Casa de la Moneda, y el hotel Convención. En ella participan 169 artistas con 186 obras, estos creadores proceden de 15 países provenientes de los cinco continentes. Su carácter es, por lo tanto, internacional. Y su contenido multidisciplinar. El comisario de tan magno evento es el conocido escritor y crítico de arte Joan Lluis Montané.
Habrá una serie de actos que girarán alrededor de esta muestra artística, entre ellos destaco el recital de poesía que tendrá lugar en el Auditorio de la Casa de la Moneda el próximo día 26, martes, a las ocho de la tarde. En este recital participaré con la lectura de unos poemas míos, especialmente escritos para este acontecimiento, junto a los poetas Agustín Espina, Francisca Blazquez, Leo Zelada y otros no menos importantes. También he tenido el honor de que, junto a mis admirados compañeros, estos poemas han sido editados en el magnífico catálogo, de más de trescientas páginas, que se ha publicado para recoger la obra de todos cuantos hemos participado en tan importante evento artístico. Enhorabuena a todos.

domingo, 17 de febrero de 2008

NIÑA, de Octavio Paz.

Cuando mi hija Marina era chiquitina, me gustaba leer este poema de Octavio Paz : Niña.
El poeta lo escribió para su hija, Laura Elena, en él se reflejan todas las emociones que nos provoca el descubrimiento del mundo que nos rodea a través de los ojos de una niña pequeña, de su mirada llena de luces nuevas, de su voz clara y tierna que va aprendiendo a estrenar palabras para ponerle nombres a la naturaleza, o que mira, desde su asombrado silencio, todo aquello que nosotros habíamos dejado de ver con el tiempo.
Hoy quiero recordar aquí ese hermoso poema, que sea una bienvenida para otra chiquitina que se llama Martina y que, antes de que los suyos se den cuenta, comenzará a estrenar palabras.

NIÑA

Nombras el árbol, niña.
Y el árbol crece, lento,
alto deslumbramiento,
hasta volvernos verde la mirada.

Nombras el cielo, niña.
Y las nubes pelean con el viento
y el espacio se vuelve
un transparente campo de batalla.

Nombras el agua, niña.
Y el agua brota, no sé dónde,
brilla en las hojas, habla entre las piedras
y en húmedos vapores nos convierte.

No dices nada, niña.
Y la ola amarilla,
la marea de sol,
en su cresta nos alza,
en los cuatro horizontes nos dispersa
y nos devuelve, intactos,
en el centro del día, a ser nosotros.

viernes, 15 de febrero de 2008

AMANDO

AMANDO GONZÁLEZ

Hace unos años, en Santander, conocí al pintor gallego Amando, su sencillez, su amplia formación intelectual, sin el más mínimo asomo de pedantería, me dejaron bastante impresionada. Recuerdo las interesantísimas conversaciones sobre su, entonces, recién desaparecida revista de Arte y Cultura Microfisuras, Cadernos de Pensamento e Creación. Que ha sido de las mejores revistas de su género en todo el territorio peninsular. Él había sido el editor y había participado en todos los contenidos de la misma, reuniendo en sus páginas a nombres tan destacados de nuestro mundo cultural cómo Marc Augé, Francisco Jarauta, Carlos Taibo, entre muchos otros. Me pareció lamentable que una revista de tal calidad, tras una andadura de cinco años, tuviese que desaparecer por falta de apoyos financieros. Pero así están las cosas dentro del mundo de la cultura, las revistas de cotilleo, prensa rosa y amarilla, perduran en el tiempo y en los quioscos, pero todo aquello que nos alimenta el intelecto y amplía nuestro conocimiento más profundo está abocado a su desaparición, en un plazo más o menos breve.

La lejana y fraternal amistad con Amando, ha perdurado a través del tiempo. Tiempo en el que he ido siguiendo su andadura artística, su lucha por seguir adelante en un ámbito en el que se merece tener muchos más apoyos de los que ha encontrado, porque es un gran pintor, un intelectual sólidamente formado, hecho a sí mismo, y un gran artista, a todos los niveles, del Arte Contemporáneo.

Aunque sé que él ha participado en alguna edición de ARCO, en esta ocasión quiero que su nombre aparezca junto a la noticia de la inauguración de esta feria, en la que no están todos los que se merecen estar.

No voy a escribir nada nuevo sobre su persona, ya lo han hecho, por ejemplo, Jarauta y Augé. Pero lo que sí que voy a dedicarle, desde estas páginas digitales, es un breve poema que le escribí, cuando contemplar su obra me movió a la emoción.

He escrito sobre muchos artistas, pintores y escultores, pero solamente le he dedicado poemas a tres, uno de ellos ha sido Salvador Dalí, poemas que leeré el próximo día 26, en el Auditorio de la casa de la Moneda, con motivo del centenario de su nacimiento.

Aquí tenéis mi homenaje a uno de los más poéticos pintores de nuestro panorama artístico:

UNIVERSOS

Se derraman sobre ti lluvias de luna,

bajo cielos rasgados por estrellas.

Nace allí un orden de caos, sobre el lienzo.

Centellean de color novas eternas.

Y hebras de hierba tejen universos,

al viento de tus manos, en la tela

AMANDO

ARCO 2008


ARCO 2008

Ayer se inauguró, en Madrid, la 27ª edición de la Feria Internacional de Arte Contemporáneo, que permanecerá abierta al público hasta el lunes, 18 de Febrero.

Esta vez el país invitado ha sido Brasil, representado por 108 artistas y 31 galerías, que han acudido teniendo como máximo representante al Ministro de Cultura brasileño, el conocido cantautor Gilberto Gil.

En total la feria cuenta con unos 30.000 metros cuadrados cuya organización espacial ha sido obra del arquitecto Juan Herreros, su intento de no crear lugares destacados para conseguir una representación artística, en cuanto a la distribución de los espacios, lo más igualitaria posible para darle un sentido democrático a la totalidad de los participantes, me parece un esfuerzo muy loable.

En esta ocasión han acudido a la cita con ARCO unas 257 galerías, de las cuales 86 no habían participado con anterioridad, proceden de 34 países distintos. Hay 70 españolas y 187 extranjeras.


martes, 5 de febrero de 2008

GRISES HUELLAS


GRISES HUELLAS

Grises huellas de arena y desengaños

transitan en las algas y en el cuarzo.

Un albatros devora sus palabras,

caídas en las rocas y en las aguas.

Rasga la piel un viento de mentiras,

estela de un instante y de sus pasos,

sin rumbo ya, sin vida y sin sentido.

Detrás de los cristales, apresadas

quedaron las sonrisas, y el destino

quebrado yace en líneas de sus manos.

Espadas de salitre rompen sueños

empañando de espuma sus espaldas,

ofrecidas al aire y a la nada,

perdidas en el tiempo y en la playa.

MEDITERRÁNEO

domingo, 3 de febrero de 2008

MAR DE INVIERNO

Fotografía de Ángel Pecker.

Hoy llueve en Madrid, la ciudad parece vestida de aluminios, toda gris y sin brillos. Siento añoranza de la mar, cada vez me sucede con más frecuencia, sus aguas han sido confidentes de mis sueños, de mis amores, de mis desengaños. Sus olas siempre han arrastrado, lejos de mi, todo aquello que merecía el olvido y han sabido guardar mis secretos en las más hondas simas.
Nací en su orilla y crecí en sus playas, mi historia de amor con la mar es una larga historia. Quizás por ello le haya escrito ya más de una treintena de poemas. Quizás por eso, cuando Madrid se me pone triste, esa parte de mi que es intangible vuela hacia sus riberas. Allí, hasta la tristeza es hermosa.
Aquí tenéis uno de mis poemas del mar, a sus aguas les entrego mis penas para que las alejen en rito de exorcismo o para que, simplemente, las guarden en su pecho transparente, hasta que yo misma consiga transmutarlas en un manojo de nuevas ilusiones. La mar y yo vivimos muchas tormentas, pero también muchas calmas de larga trayectoria y de infinitas irisaciones.

Mar de Invierno

Un hilo de dolor roza las algas,
espuma quebrada en duras lágrimas,
que el viento anuda en las sombrías redes.

Agrietada está la arena y duerme
sueños de cuarzo y soledad punzante,
encrespados de penas y salitres.

La mar de invierno se derrama en grises,
sobre una orilla en guerra y desolada
que se resiste a ser trono del agua.

Y con su tremenda fiereza arrastra
los restos de algún beso, una mirada,
suspiros enredados en sus zarpas.

En alas de oscuros cormoranes
ondean sueños y rasgadas velas.
Olvidos son, que hielan las arenas.

MÁS ALLÁ DEL BOOM

Leo Zelada y yo.

Lectura y presentación de Más Allá del Boom, Nueva Antología Hispano Americana de narrativa, Editorial Lord Byron.

Con algo de retraso, me ha llegado esta fotografía de la presentación y lectura de Más Allá del Boom. En esta antología participé con dos cuentos y un relato: La Musa (que ya he reproducido en el blog), Foto de Familia, y Lilith.

Fue un día de condiciones meteorológicas muy adversas. Algunos de los participantes se encontraron bloqueados por la nieve y les resultó imposible desplazarse. Aún así, la librería El Bandido, calle Apodaca nº 3, tuvo un lleno absoluto.

En el evento estuvimos presentes, y compartimos las lecturas, cinco poetas y escritores. Agustín Espina, que tuvo que viajar desde Valladolid y leyó unos hermosos poemas, Juana Castillo, escritora madrileña, que participó con la lectura de dos amenos relatos, Alberto Lauro, autor cubano, que hizo una sinopsis muy particular de la obra con la que colaboró en la antología, Leo Zelada, poeta y editor peruano, que leyó un relato urbano que gustó mucho, y yo, que leí Lilith, relato que Leo reprodujo en su blog, La Senda del Dragón, uno de los más leídos a nivel internacional, así que no os voy a cansar repitiéndolo una vez más aquí.

Sólo me queda darle las gracias a Cristina Masiá por haberme hecho llegar las fotografías y, por supuesto, a los compañeros que compartieron conmigo la mesa de lectura, y a todos los valientes, amigos y desconocidos, que desafiaron al mal tiempo y nos acompañaron con el calor de su presencia y sus aplausos. Gracias a todos. A Agustín Espina le debo un especial reconocimiento por el poema que nos ha dedicado a quienes compartimos con él aquellos gratos momentos literarios.

viernes, 1 de febrero de 2008

XXV Aniversario de la revista ALGA

Hace unos días recibí, desde Barcelona, el último número de la revista Alga. En él se nos comunica a los lectores que este año se cumple su XXV aniversario.

Vaya mi más sincera felicitación para Goya Gutiérrez, que está al frente de esta prestigiosa publicación desde hace algo más de cinco años, con el inestimable apoyo de Enric Velo, y la colaboración del Ayuntamiento de Castelldefels.

Goya Gutiérrez es una de las mejores poetas de habla castellana de nuestra Península Ibérica. Es muy conocida en tierras catalanas, pero se merece serlo en todo el ámbito poético de habla hispana.

Sus poemarios: De mares y espumas, La mirada y el viaje, El cantar de las amantes. Son de una gran belleza y calidad literaria.

De este último libro, El cantar de las amantes, reproduzco, a continuación, uno de los poemas. Ha sido muy difícil seleccionarlo, porque cualquiera de ellos reúne todas las condiciones para ser elegido.


DEL DOLOR Y DEL TIEMPO

Homenaje a Frida Kahlo

Humana y vulnerable

llora sangre mientras se hunde

con las manos el vientre

retuerce sus pezones con rabia

remueve recuerdos envenenados

que la erizan

no sabe si fue un mal sueño

pero es testigo en aquella tarde

de los parques sobre el lago

de los espejos

de la imagen de la mujer

de los mil ojos

profundos pozos de mirada congelada

rostro carnoso que no tiembla

ni se enturbia sobre el agua

diosa azabache de un bosque sin quejidos

de exuberantes plantas devoradoras

del dolor y del tiempo


Goya Gutiérrez, entre sus numerosas actividades culturales, coordina y dirige los recitales poéticos que tienen lugar los últimos jueves de cada mes en el NOSTROMO, calle Ripoll nº16.

He visto que la tercera parte de las entradas a mi blog proceden de varios lugares de mi querida Latino América, así como de Canadá, EE UU, Inglaterra, Italia, Francia...y, para mi asombro, de lugares tan remotos como Australia, Corea e Indonesia. Si alguno de vosotros viaja a Barcelona, durante el último jueves de cualquier mes, no dejéis de acudir a estos interesantes recitales del NOSTROMO, ni a la tertulia que tiene lugar a continuación. Seguro que os encantará.

ANA BOLENA

Narración histórica, escrita por mí, publicada en la revista literaria ALGA.

Ana Bolena

Un viento frío azota Tower Green. Escucho, lejano, su implacable silbo. Lo siento, cercano, por una punzada de dolor que traspasa mis articulaciones.

Debe de estar amaneciendo. Intento recoger la primera luz del día con el bruñido bronce de esta bandeja. No lo consigo. Soplo sobre ella y se cubre de vaho. Puedo escribir mi nombre: Ana, reina de Inglaterra.

Dejaré de serlo en pocas horas, me queda poco tiempo.

Tiempo… que palabra tan hermosa y tan carente de sentido para quien lo tiene por delante y lo vive, y lo disfruta, sin tener conciencia del don que se le otorga. Y que terrible para quien ve cómo se le escapa, sin más compañía que la de su propia impotencia.

En este último tramo de mí existencia acuden a mi mente los instantes en que comenzó a trazarse el camino que me ha conducido hasta aquí.

Había cumplido quince años. Era una mariposa que comenzaba a sacudir sus alas, derrochando colores, fuera de la incómoda crisálida. En aquel entonces lo ignoraba casi todo. Alegre y atolondrada, llegué a la corte de la mano de mi padre Thomas Bolyn. Hombre de sangre noble y alma mezquina, dueño de una ambición desmesurada.

Me llevaron ante Catalina, la reina. De ella recuerdo unos ojos pálidos y una piel blanquísima y ajada. Su sonrisa no ocultaba el perenne rictus de amargura que cercaba sus labios. Pero el rasgo que más me impresionó fue su mirada, absolutamente triste y con frecuencia ausente. Ahora sé que no se debía únicamente al hondo sufrimiento de haber perdido a los cuatro hijos que nunca vio crecer, sino a esa daga acerada que desgarra almas y cercena sentimientos, la infidelidad. La traición del hombre que aún amaba, y con el que había engendrado a María. La única descendiente, hasta entonces, de los Tudor.

El rey había nacido cinco años antes que la reina y tras un espacio de quince de matrimonio estaba manifestando públicamente lo que llevaba haciendo desde largo tiempo atrás, impulsado por su temperamento caprichoso y libidinoso. Mi propia hermana, María Bolena, se encontraba entre las amantes que no había escondido ante la Corte, lugar donde anidaban las intrigas y se respiraban las habladurías que envenenaban el ánimo de la que, hasta ese momento, había sido una tímida y dócil reina.

Yo era demasiado joven, tan superficial y vanidosa como vulnerable.

La vida era un vuelo centelleante, una danza luminosa que parecía no tener fin. Me sentía en el centro de aquel mundo que me absorbía con sus múltiples placeres: el roce de los suaves tejidos y el brillo de las joyas sobre mi piel, los perfumes traídos de lejanos lugares, que aromatizaban mis ropas y mis largos cabellos. Siempre riendo entre miradas, bailes, e inocentes devaneos.

En ese desplegar de mis alas no volé hacia el fuego, la hoguera vino a mí.

Cuando Enrique me abrazó por primera vez recuerdo que miré nuestras siluetas enlazadas mientras se reflejaban en un espejo. Ahora, en la distancia, comprendo que lo que realmente vi fueron la soberbia y la vanidad ardiendo en una sola llama.

Aquel incendio no pudo ser sofocado por el Papa Clemente, ni por el Emperador Carlos, rey de España, sobrino de la reina repudiada. Ella demostró entonces una dignidad y una fuerza interior ilimitadas.

Mientras tanto, yo creía que Enrique luchaba por nosotros al saltarse los diques de la religión, la política y la diplomacia. ¿Había existido alguna vez una mujer tan amada? Creerse dueña de aquella seguridad, tener aquel convencimiento, alentaba mi vanidad y me hacía volar cada vez más alto.

Ni por un momento pensé en las humillaciones que sufría Catalina. Alejada del palacio de Windsor, encerrada de castillo en castillo. Apartada de su única hija que, al haber sido declarada la nulidad del vínculo, había perdido el derecho a la sucesión del trono.

Es inconmensurable el dolor que puede dejar la soberbia desbordada en su imprevisible trayecto. Y el orgullo que quiere ennoblecer su nombre mientas se esconde tras la máscara del amor. Esa palabra tan valiosa, ahora, para mí, y tan carente de significado para quien, como Enrique, no sabe amar sino poseer y que únicamente la utilizó, entonces, como un pretexto que le ayudó a imponer su voluntad por encima de todas las demás.

Nuestro matrimonio escondió un buen puñado de inconfesables intereses.

En esa tormenta de fuego quemó creencias, sentimientos, vidas y sueños.

Con él se queda mi hija Isabel. No quiero pensar en la herencia que corre por sus venas, es todavía demasiado frágil, demasiado pequeña, apenas tiene tres años.

El vaho desaparece de la bandeja. Mi nombre se borra de su brillante superficie, de la misma manera que el rey me ha borrado de su vida. La mía sé que acabará aquí, en Tower Green.

Mañana, cuando yo sea una sombra, cuando mi sangre haya sido derramada, en nombre de la calumnia y de la infamia, será Juana Seymour quien ocupe mi lugar en el trono y en el lecho real.

Me pregunto si ella pensará alguna vez en mí. Yo no puedo dejar de evocar a Catalina. Su vida se apagó en enero de este año de mil quinientos treinta y seis. Hubiera querido hacerle saber que yo, la odiada, hoy puedo llegar a comprender la magnitud de su dolor, ya que el mío aunque más breve no ha sido menos intenso.

Oigo como el viento amaina y me permite escuchar unos pasos apresurados sobre los angostos escalones de la torre. Ahora tengo la certidumbre de que no llegaré a cumplir los treinta años. En cualquier momento abrirán la puerta.

Y entonces más que nunca debo de recordar que, todavía, soy la reina.