martes, 7 de abril de 2009

MARI TRINI: UNA ESTRELLA EN EL JARDÍN

El verano pasado colgaba en estas páginas "YO NO SOY ÉSA", de MARI TRINI. Hoy os muestro otra de sus canciones, esta vez como despedida de aquella muchacha menuda y llena de fuerza que cantaba unas canciones que a mí me parecían verdaderos poemas, y lo eran... algunas letras las había escrito ella misma, otras eran de Patxi Andión, de Aute y de otros amigos suyos. Digo que es una despedida porque nos ha dejado para siempre, a sus sesenta y un años. La familia no quiere dar más datos sobre su muerte, solamente que se ha marchado...a ella no le gustaba hablar sobre su vida privada, era muy celosa de su intimidad. Y hay que respetar su voluntad hasta el final. ¡Hasta siempre, compañera! Nos queda tu música, tu voz, tu imparable energía y todos los recuerdos que se fueron forjando, a lo largo de nuestras vidas, con el fondo musical de tus canciones.



AYÚDALA

Ayúdala
No le lleves la contraria
Pon sus pies sobre la tierra
Sin que apenas se de cuenta
Pero no quiebres sus alas
Hoy teñidas de esperanzas

Ayúdala
Que yo existo no le digas
Es tu amante, es tu amiga,
La elegiste libremente
mientras yo te sonreía,
te alejabas de mi vida


CORO

Jamás dejes de amarla
En su mundo búscala
Si su estrella se ha perdido
Roba otra y dásela
Yo te ruego que la quieras
Y la aceptes como es.
Es un astro, es un velero
Una lluvia hecha deseo por caer

Ayúdala
Pon un sol en su ventana
Júrale que antes de ella
El placer era la trampa
Haz que brillen sus mejillas
Miéntele cuando le hablas

Ayúdala
Y no te separes de ella
Ya no tiene veinte años,
Aunque hablando lo parezca.
Sus ojeras maquilladas
Son azules como el alba

REP CORO ( 2 veces)

2 comentarios:

amor y libertad dijo...

la estrella se ha caído, pero ha de volar

Maria Sanguesa dijo...

Tienes razón, Santi, la luz no se puede retener, su destino es el firmamento...