jueves, 16 de abril de 2009

NORA ALARCÓN: EN EL UMBRAL DEL OLVIDO

Nora Alarcón y María Sangüesa, foto de Raúl Hernández Salas

Mi querida amiga, Nora Alarcón, me ha enviado desde Sevilla este precioso poema y una carta. El poema me dice que es para compartirlo, desde mi blog, con todos vosotros; la carta, tan llena de cariño en unos momentos en los que este bien escasea, también he decidido compartirla desde estas páginas digitales.

Maria Poeta:
Con la llegada de la primavera, se inicia una fase del año marcada por el buen tiempo. No hay duda que la primavera reclama ser vivida intensamente y mucho mejor si se hace en compañía de los seres con quienes queremos compartir parte de nuestra vida. Y porque nuestros sueños se conviertan en realidad

Con el cariño eterno; Maria querida
Tu amiga
Nora


EN EL UMBRAL DEL OLVIDO

I

viajero de los espejismos
es otro ahora tu sueño
algo te quitó el fuego
se congelan tus entrañas

aún brindas errante
ahogado de fulgores
atrapado en tu tormenta
fiel al castigo y la idolatría
de tanto amor condenado
al olvido

hechicero de las cumbres
que saboreas con el vino
un beso herido por la ausencia

y este vientre que cruje en llamas
con tus acordes entre coro de carbones
te busca,...........al borde del silencio
en las leguas más extrañas

quien limpia versos
como abrillantabas aquellas espuelas
en las mañanas de azul

plegaria que el tiempo fue jamás
entre las aguas del río en nuestras rutas


II

el aire
y este mar
te cubre de olas
destello en cenizas
que ahoga estos suspiros
entonces emerge un arpegio y un beso
entre las sombras

lejano en esta hoguera
eres una melodía
traído por las brisas


NORA ALARCON

6 comentarios:

Amando Carabias María dijo...

Hola María, hola Nora.
Qué delicado poema y a la vez qué contundente.
Me ha gustado, sobre todo, esta estrofa:

y este vientre que cruje en llamas
con tus acordes entre coro de carbones
te busca,...........al borde del silencio
en las leguas más extrañas

Ojalá que todos encontremos a quien ansiamos... aunque sea en el umbral del olvido.

Felipe Sérvulo dijo...

Enhorabuena a las dos. Sois un encanto.
Un abrazo.

Maria Sanguesa dijo...

Gracias, Amando, Nora es una poeta con mucha garra, muy apasionada en su obra. Sí que tendríamos que encontrar siempre a quien ansiamos, pero que sea en el umbral de la luz de un largo camino,aunque su final sea llegar al olvido. Un beso: María

Maria Sanguesa dijo...

Hola, Felipe, muchas gracias en nombre de las dos por tu sensibilidad poética y por tu cariño. Un gran abrazo, compañero: María.

JUAN JOSÉ SOTO dijo...

María, gracias por compartir lam fuerza y belleza expesiva poética de Nora, una mujer de fuerza telúrica y de la que me enorgullezco de ser su esposo, sin duda alguna una mujer valiosísima y que como ninguno puedo dar fe de su graNDEZA COMO MUJER Y POETA

Maria Sanguesa dijo...

Gracias, Juan José, estoy segura de que Nora va a leer tu comentario y de que se va a sentir encantada. Yo también me enrgullezco de ser vuestra amiga. Un abrazo: María.