lunes, 21 de febrero de 2011

ALMA PAGÉS: OCHÚN

Alma Pagés contribuyó con la lectura de este hermoso poema a la tertulia del día once. Contar con su presencia y con su obra fue un verdadero placer para todos nosotros; se prodiga muy poco, sé que su participación fue un hecho excepcional que le agradezco profundamente.

OCHÚN[1]

Se abre dulce mi caudal

para acoger la fiebre de tu cuerpo

Gota a gota me fundo en tu sudor

Mi líquida caricia activa

la memoria perdida del placer

Y tu piel asombrada despierta

al oír la risa entre sus poros

Avanza mi corriente, es turbulencia

En su girar nos perdemos, liberados

Renacemos una vez y muchas más

en orgasmos expansivos como ondas

bordeando el infinito y sus abismos

Te entregas sin control a mi corriente

Yo me deslizo lenta en el abrazo

acopiando el deseo y la inconsciencia

Antes de que te alcance el tiempo

Y el miedo. Y el olvido

ALMA PAGÉS


[1] Diosa afro-cubana de la dulzura y las aguas dulces.

11 comentarios:

Amando Carabias María dijo...

Poema sensual que, sin duda, se ajusta al tema propuesto para la tertulia.
Gracias por dejarnos disfrutar con él a quienes no estuvimos en el Café Cósmico.

Charcos dijo...

Te digo lo mismo que Amando querida María, mil gracias por compartirlo a los que andamos fuera

Un montón de besicos

Flamenco Rojo dijo...

Poema dulce como la caña de azucar. Gracias por compartirlo María.

Un abrazo para Alma y otro para ti.

Isolda dijo...

Alma evocando a la diosa de amor. Y lo consigue con un poema erótico y sensual.
Besos para las dos, queridas.

Antonio Campillo dijo...

Menos mal que no me ha alcanzado el tiempo, ni el miedo, ni el olvido, para poder leer este poema.
Hubiese sido infinitamente mejor oír de labios de uma mujer, y mucho mejor sentir, claro, esta explosión de sensualidad.
Muchas gracias, María.

Ángeles Hernández dijo...

Gracias María por regalarnos el poema de Alma Pagés, en el que todas las palabras agridulces de la pasión, están presentes.

Un abrazo Á.

Leonel dijo...

Eros revive en estos versos, y no puede ser de otro modo con el título que lleva, Ochùn, es eso y mucho más.
Me gustò este poema de Alma, Marìa, gracias por traerlo.
Un abrazo muy fuerte para ti y muchos besos.
Leo

Anónimo dijo...

Agradezco mucho a María la publicación del poema y a todos vosotros vuestros comentarios y apoyo.
Besos poéticos
Alma Pagès

Beatriz Ruiz dijo...

Alma es una mujer excepcional, esto es lo que sentí cuando la pude conocer, y lo digo...

Sobre su poema ya lo habeís dicho todo...

Gracias María.

Gracias Alma.

María Socorro Luis dijo...

Un poema encantador y chispeante.

Gracias por dejarlo, y besos para las dos

Maria Sanguesa dijo...

Muchas gracias a todos por vuestros comentarios, Alma ya lo ha hecho... abrazos bien fuertes para todos.