domingo, 6 de febrero de 2011

LUISA NAVARRETE, MUCHAS GRACIAS.

Aquí tenéis el enlace del blog de Luisa Navarrete. Me ha regalado un retrato, que me ha hecho con su estilo tan personal y tan poético, acompañado de una bonita entrada en su blog.
Paloma Corrales me trajo, desde Levante, el original. Lo tendré colgado de la pared, junto a mis más apreciados recuerdos.

11 comentarios:

Jose Zúñiga dijo...

Ayer fue día de regalos, María. Te debo uno.

Flamenco Rojo dijo...

Vaya regalo...vaya suerte que tienes María.

un abrazo.

Amando Carabias María dijo...

Vengo del blog de Luisa, después de ver aquí el anuncio.
Allí digo lo que aquí repito, y es que sólo le falta al poema y al retrato oír tu dulce voz para completar todo. Y vengo a decirte, allí también lo digo, que discrepo de ti: la realidad no desmerece del retrato, por mucho que el retrato sea tan certero.

Leonel dijo...

Regalo merecido, Maria y sobre todo, te retrata ta y como eres, creo que, como dice Amando, falta escuchar tu voz, pero la dulzura sale también de la mirada.
Un abrazo fuerte y un montón de besos para ti y para Luisa.
Leo

catherine dijo...

¡Qué retrato tan fiel¡ con los ojos grandes, los ojos como un puente hacia el/la que mira u escucha. Ojos, puente son palabras de los poemas de María.

Luisa Navarrete dijo...

Gracias enormes a ti querida María, y un honor que lo cuelgues junto a tus recuerdos.

Y montones de besicos y achuchones para tí y para los que me preceden en comentarios.

Eres un cielo María

María Socorro Luis dijo...

Precioso retrato María. Preciosa tú.
tankxh
Abrazos a las dos - las dos estais en mi lista de entrañables -

María Socorro Luis dijo...

Perdón... De dónde se colaron esas letras?

Paloma Corrales dijo...

Para mí fue un placer llevártelo y disfrutarte. Eres un amor. Gracias por todo.

Besos y besos.

Ángeles Hernández dijo...

Pues desde la distancia de no conoceros personalmente, felicito a retratista, retratada y mensajera.


Un abrazo Á.

Maria Sanguesa dijo...

Muchas gracias a todos, fue un día de regalos, sin duda. Tener a Paloma en casa lo fue, escuchar a José también, tener el retrato de Luisa ya sabéis que ha sido una preciosa sorpresa, como lo fue comer con Andrea, que confirma cada día más eso de que de tal palo tal astilla... Y el acto en Los Diablos Azules estuvo sensacional, no hubo ni un fallo y no cabía allí ni un alfiler. Tengo que decir que la mayor ovación fue para Zuñi, pero ya lo sabéis quienes pudisteis verlo en directo, aunque todos estuvieron muy bien y hay que felicitar a Fernando Sabido por lo bien que lo condujo todo. Bueno, me espera un día complicadillo, os mando un abrazo muy fuerte.